El Congreso, con el voto de PSOE, rechaza la propuesta de Ciudadanos para apoyar al Gobierno frente al independentismo

Publicado 19/09/2017 19:58:28CET

La exportavoz Soraya Rodríguez optar por la abstención, al igual que otros tres diputados del PSOE, aunque algunos dicen que fue por error

MADRID, 19 Sep. (EUROPA PRESS) –

El Pleno del Congreso, con los votos del PSOE, Unidos Podemos y los indepedentistas catalanes, ha rechazado la proposición no de ley planteada por Ciudadanos con idea de respaldar la actuación del Gobierno contra el referéndum del 1 de octubre, que ha sido suspendido por el Tribunal Constitucional.

Ante la negativa de Ciudadanos a incluir una llamada a crear un foro de diálogo para buscar una solución a la crisis de Cataluña, la dirección del PSOE ha ordenado votar en contra de la moción de Cs, y ha provocado la división en las filas socialistas, pues se han registrado cuatro abstenciones.

Entre ellos figura la exportavoz socialista Soraya Rodríguez, que ha rechazado votar en contra y que considera que el PSOE no contemplaba el ‘no’, sino como máximo la abstención. Los otros tres son los andaluces Gregorio Cámara (portavoz de la Comisión Constitucional), José Juan Díaz Trillo y Antonio Pradas, que aseguran haberse equivocado porque su compañera Zaida Cantera cantó por error abstención’.

El texto de Ciudadanos ha sumado un total de 158 votos, con el respaldo del PP y de sus socios electorales de UPN y Foro, pero ha sido derrotada por los 166 diputados del resto de grupos: Unidos Podemos, Compromís, PNV, Bildu y los independentistas catalanes (ERC y PDeCAT). La diputada de CC, Ana Oramas, también se ha abstenido.

CON LA ABSTENCIÓN HABRÍA BASTADO

Si el Grupo Socialista se hubiera abstenido, al menos el texto se habría aprobado, pero el ‘No’ del PSOE ha acabado por tumbar la iniciativa.

En su iniciativa, el partido naranja pedía al Congreso su respaldo al Ejecutivo, al Tribunal Constitucional, al Ministerio Fiscal y al resto de representantes del Poder Judicial y de Autoridades Públicas, en la defensa de la legalidad democrática en Cataluña y, en particular, “en todas aquellas medidas que sean necesarias y adoptadas de manera proporcional para impedir la organización del referéndum”.

Asimismo, quería trasladar el apoyo de la Cámara Baja a “todos los funcionarios del Estado”, que con su labor garantizan la seguridad, los derechos y las libertades de los ciudadanos españoles y, especialmente, la de los ciudadanos de Cataluña.

La proposición no de ley también instaba al Gobierno a que “impida la utilización de recursos públicos” en la realización de todos aquellos actos destinados a la promoción, preparación y ejecución del referéndum de secesión.

Por último, el texto incluía un reconocimiento “a los ciudadanos de Cataluña que, al margen de ideologías, respetan las leyes democráticas y el Estado de Derecho, como valor imprescindible para garantizar la convivencia”.


Loading...