Inicio Actualidad El Congreso pone coto a la ‘rueda’ de la música nocturna en...

El Congreso pone coto a la ‘rueda’ de la música nocturna en la tele

A pesar de una enmienda introducida a última hora por el PP, el Congreso ha dado luz verde in extremis a limitar los beneficios de la ‘rueda de las televisiones’, por lo que la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) no podrá repartir más de un 20% de lo recaudado por cada autor por la emisión de su obra en un horario nocturno.

La Comisión de Cultura del Congreso de los Diputados ha dado este martes luz verde por unanimidad al informe de la ponencia de la Comisión de Cultura sobre el proyecto de reforma de la ley de propiedad intelectual con el que se incorpora al ordenamiento jurídico español dos directivas europeas.

En concreto, este documento aprobado traslada al ordenamiento español las directivas 2014/26/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, y la Directiva (UE) 2017/1564 del Parlamento Europeo y del Consejo recoge las enmiendas redactadas por los cuatro grupos parlamentarios mayoritarios, la mayoría aprobadas por unanimidad.

Tras la defensa del informe por parte de cada grupo parlamentario, los diputados han salido fuera de la sala para negociar el punto l del artículo 159, enmendado por el grupo popular, y que finalmente ha sido aprobado.

En concreto el PP quería que el límite del 20% de lo recaudado por la emisión de una obra musical en un horario con “ausencia de audiencia significativa” (el horario nocturno) solo se aplicara a la recaudación de las editoriales musicales de las televisiones.

Práctica investigada

Según el texto final, en aquellos supuestos de difusión en los que el valor comercial por el uso de las obras y prestaciones protegidas “sea testimonial por ausencia de audiencia significativa” será de aplicación una “cantidad a tanto alzado que en ningún caso superará el 20% del total recaudado de cada usuario por un uso intensivo o cuantitativo máximo de las obras”.

La misma cantidad impuesta por el laudo emitido el pasado año por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI).

Se pone coto así a la llamada práctica de la ‘rueda’, denunciada en el 2013 ante la Fiscalía Anticorrupción por el expresidente de la SGAE Antón Reixa, y que tres años más tarde fue objeto de una operación policial contra el fraude en el cobro de derechos de autor de piezas musicales que se emitían en cadenas de televisión en horario nocturno y que podía ascender a 100 millones de euros.

“Hemos tratado de poner orden y justicia en un sector que últimamente va demasiado a los tribunales. Hemos tratado de evitar algunos excesos y abusos que han estado demasiado tiempo en los medios de comunicación”, ha dicho el diputado socialista José Andrés Torres Mora durante su intervención.

Palabras compartidas desde Ciudadanos, Partido Popular y Unidos Podemos, aunque el portavoz de la formación morada, Eduardo Maura, ha matizado que esta aprobación “no significa que no sea necesario pensar la propiedad intelectual con una mirada más amplia”.

Aprobado sin el apoyo de Unidos Podemos, el artículo 195 del informe recoge que con la nueva ley solo se requerirá la autorización judicial para el cierre de una página web en el caso de que sea de estricta reincidencia en el delito o si previamente ya ha habido una resolución judicial. Algo a lo que este grupo parlamentario “siempre se opondrá”.

Como medida que añade un control extra a lo que exige al directiva europea está también la de que las entidades de gestión que recauden anualmente una cifra igual o superior a 100 millones de euros en el ejercicio anual anterior tienen como obligación “nombrar como miembros del órgano de control interno a un número de terceros independientes igual al número de miembros de la entidad de gestión que integren dicho órgano”.

También se ha introducido la exigencia de “trazabilidad”, es decir, que las entidades de gestión de derechos de autor “mantengan la debida separación” entre los derechos recaudados por razón del origen o por procedencia de la recaudación, “no pudiéndose asignar cantidades para reparto por derechos a obras diferentes a aquellas de las que procedan los derechos a repartir”.

El informe de la ponencia se enviará al Senado y, previsiblemente, en el “mejor de los escenarios”, según José Ignacio Astarloa, letrado de la comisión de cultura, la Ley de Propiedad Intelectual se aprobará a finales de diciembre; y en el “peor escenario” se aprobará en febrero ya que enero no es mes hábil en el Congreso. 

Valoración positiva

La Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) ha valorado “de manera positiva” la decisión del Congreso de poner un tope del 20% a lo recaudado por cada autor por la emisión de su obra en un horario nocturno.

“Sin perjuicio de llevar a cabo un análisis más detallado, en líneas generales valoramos de manera positiva el hecho de que se clarifique la situación. Esto nos ayudará a desarrollar nuestra labor como entidad de gestión”, señala la SGAE en un comunicado.

Su intención, precisan, es adaptarse “al nuevo ordenamiento jurídico lo antes posible y, aunque son medidas que, previsiblemente, entrarán en vigor en el primer trimestre de 2019, desde la SGAE existe la predisposición de agilizar los plazos“.

En este sentido, añaden, la nueva junta directiva está ya trabajando en unas normas de reparto y en unos estatutos que la asamblea general, prevista para el mes de diciembre, tendrá que respaldar, conforme a lo que establece la ley de propiedad intelectual.