El Consejo de Ministros aprueba el anteproyecto de ley para revertir recortes educativos

4

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy el anteproyecto de ley que revertirá recortes educativos introducidos por el anterior gobierno, del PP, mediante el Real Decreto Ley 14/2012.

La nueva norma, desarrollada por el Ministerio de Educación y Formación Profesional y con un artículo único, contempla suprimir tres medidas: el aumento obligatorio de la jornada lectiva de los docentes (como mínimo de 25 horas, en infantil y primaria, y de 20, en secundaria), y la espera de 10 días lectivos para nombrar a funcionarios interinos que sustituyan a profesores titulares de baja.

El anteproyecto de la ley –denominada ‘de mejora de las condiciones para el desempeño de la docencia y la enseñanza en el ámbito de la educación no universitaria’– expone que, puesto que las medidas del Real Decreto Ley se tomaron por la coyuntura económica del momento, la favorable evolución de la situación económica del país aconseja su revisión.

La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, explicó los pasos dados en la tramitación de esta nueva ley a los grupos parlamentarios en la Comisión de Educación y Formación Profesional del Congreso de los Diputados el pasado martes 4 de septiembre.

“Nadie sostiene que ratios elevadas ayuden a la mejora de la calidad del sistema educativo”, indicaba la ministra. El mantenimiento de esta medida “tendría un alto impacto en la garantía de los estándares de calidad de la enseñanza, que se ven afectados con la elevación del número de alumnos por aula”, recoge el anteproyecto.

Las Administraciones educativas proveerán los recursos necesarios para garantizar que no se supere el número máximo de alumnos por aula en la Educación Primaria y en la Educación Secundaria Obligatoria establecido en la Ley Orgánica de Educación.

En cuanto a la eliminación del incremento de la jornada lectiva de los docentes, las Administraciones Públicas con competencias educativas podrán establecer la parte lectiva de la jornada semanal de los profesores.

“Cada Administración educativa va a poder adoptar la decisión que considere más adecuada de acuerdo con su autonomía y autogobierno”, señalaba Celaá en su comparecencia parlamentaria. De esta forma, se devuelve a las comunidades la capacidad de determinar la carga lectiva de sus docentes.

Lo mismo ocurre con la tercera medida que contempla revertir el anteproyecto, la referida al periodo de sustitución transitoria de los docentes, que pasará de 10 días a ser una sustitución inmediata desde el momento de la baja del titular.

La derogación de este plazo de 10 días entrará en vigor de manera inmediata, al día siguiente de la publicación de la ley en el BOE. Las otras dos medidas entrarán en vigor para el curso 2019-2020 por razones de planificación y organización del curso escolar.

Tramitación en los órganos consultivos

El borrador de este anteproyecto fue presentado a los consejeros autonómicos en la Conferencia Sectorial de Educación del pasado 30 de julio y recibió su apoyo, exceptuando a los del PP.

El texto también fue presentado a las organizaciones sindicales de la enseñanza, el 26 de julio, y está pendiente de ser analizado por el Consejo Escolar del Estado, que emitirá su informe preceptivo.

Tras la aprobación de este anteproyecto, el documento volverá al Consejo de Ministros para ser aprobado como proyecto de ley. Posteriormente, se remitirá al Congreso de los Diputados, donde iniciará su tramitación parlamentaria.