Inicio Actualidad El Consejo de Política Fiscal aprueba relajar el déficit autonómico con el...

El Consejo de Política Fiscal aprueba relajar el déficit autonómico con el rechazo de las CCAA del PP

En medio de la polémica por el impago de un mes de IVA a las comunidades autónoas (que supuso unos 2.500 millones menos para las regiones en 2019), el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) ha aprobado este viernes la nueva senda de estabilidad presupuestaria para las regiones, que marca una relajación del objetivo de déficit autonómico al 0,2% del PIB este año y al 0,1% en 2021, con 12 votos a favor del Ministerio de Hacienda (incluido el propio departamento), las regiones del PSOE y Melilla, frente a la oposición de las regiones gobernadas por el PP, que sumaron seis votos.

Se trata de una relajación muy elevada respecto a lo que estaba en vigor, que era la senda de Mariano Rajoy y que marcaba para este 2020 un objetivo de déficit cero, algo prácticamente imposible.

En concreto, los once votos a favor, más el de Hacienda, han sido los de las comunidades autónomas gobernadas por el PSOE (Aragón, Asturias, Baleares, Canarias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Navarra, Extremadura y la Comunidad Valenciana), más el apoyo de Melilla (presidida por Cs). Por el contrario, han rechazado la nueva senda las cinco regiones del PP (Andalucía, Castilla y León, Galicia, Comunidad de Madrid y Murcia), más la ciudad autónoma de Ceuta.

En el caso de Cataluña, tampoco ha participado en la votación, aunque ha acudido la secretaria de Economía, Natàlia Mass, en vez del vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès. Sí ha tenido una breve intervención en la que se ha sumado a una reclamación general de las autonomías: la reforma de la financiación autonómica.

Nueva senda más flexible 

La nueva senda trasladada por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, a las comunidades autónomas establece un objetivo más flexible de déficit autonómico, fijándolo en el 0,2% del PIB este año, el 0,1% en 2021 y equilibrio presupuestario desde el ejercicio 2022. «Un único escalón«, ha dicho la responsable de Hacienda, para facilitar el cumplimiento autonómico. 

En la rueda de prensa posterior al consejo, Montero no ha querido aclara cuál será el techo de déficit de las Administraciones Públicas para este año y los próximos, aunque sí ha dado a entender que será bastante más ambicioso que el de las regiones. «Tres o cuatro escalones más», ha apuntado.

En la reunión del CPFF, Montero ha trasladado también a los consejeros autonómicos que Hacienda no tendrá en cuenta la parte del déficit imputable al IVA dejado de percibir por el cambio normativo de 2017, unos 2.500 millones de euros en conjunto, a la hora de contabilizar el déficit de las comunidades autónomas de 2019, que estima que cerró en el 0,5% del PIB, si bien calcula que rondaría el 0,3% si se descuenta dicho efecto.

Además, ha flexibilizado los objetivos de déficit y pondrá en marcha un extra Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), unos préstamos del Estado, que tendrán un tipo del 0%. De esta forma, tras descontar el efecto del IVA, las comunidades que registren un déficit del 0,1% o inferior se entenderá que cumplieron el objetivo en 2019 y podrán abordar acciones como sacar deuda a los mercados y financiarse por esta vía.

Sabor agridulce de las regiones

Las regiones salieron de la reunión con un sabor agridulce, sobre todo las socialistas. A pesar de que por un lado había satisfacción por el relajamiento de los objetivos fiscales, también mostraron su desacuerdo con la solución propuesta por Hacienda

Contento con la relajación del déficit, Juan Alfonso Ruiz, consejero de Hacienda de Castilla-La Mancha, ha mostrado su «decepción» por la falta de opciones respecto a la devolución del IVA. 

Cabe recordar que la región que preside Emiliano García-Page ya había anunciado su intención de llevar a los tribunales por esta cuestión. Ruiz no ha indicado si se frenará esta iniciativa. 

Mientras, Javier Fernández-Lasquetty, su homológo de Madrid y del PP, ha afirmado que si la cuestión del IVA no se votó en el seno del Consejo fue por oposición del propio Ministerio. «La solución no es permitir que haya más déficit, sino permitir liberar fondos que no son del Ministerio de Hacienda sino de las comunidades autónomas». 

El consejero ‘popular» por otro lado ha afirmado que la ministra habría sugerido una posible «distribución asimétrica del déficit». Sin embargo, esta posibilidad fue descartada por la propia Montero en declaraciones a la prensa.