El consumo de salmón, ¿Conoces sus beneficios?

9

El salmón es un pescado azul repleto de propiedades beneficiosas para el organismo. Actualmente es uno de los pescados más consumidos en España, incluso por delante de otros pescados blancos y más tradicionales en la compra y dieta diaria de los hogares.

De carne tierna, jugosa y sabrosa, gusta a todos los miembros de la familia, y además es perfectamente combinable con verduras y hortalizas. Al vapor o a la plancha, hay muchas formas de cocinarlo.

Por qué el salmón tiene tantos beneficios

Los pescados azules aportan cantidad de vitaminas y minerales para que el cuerpo funcione correctamente. Concretamente, el salmón está presente en la dieta mediterránea al ser de consumo preferente por su alto nivel nutritivo.

Ácidos Omega 3

Uno de los beneficios del salmón es que lleva ácido graso y poliinsaturado, oleico y linoleico, Omega 3. Que es fantástico para evitar enfermedades cardiovasculares, rebajar el colesterol, controlar la diabetes y regular las funciones del organismo.

Vitaminas y minerales

Los pescados azules como el salmón contienen una gran riqueza de vitaminas: A, D y B12, siendo perfectos antioxidantes, mientras que ayudan a controlar el sistema inmunológico y nervioso.

Entre los minerales, el salmón tiene sodio y yodo, calcio y fósforo. Es decir, una gran cantidad de propiedades para aumentar el crecimiento de los pequeños, al fortalecer los huesos. A su vez, actúa sobre la memoria agilizando la mente.

Reduce el riesgo de enfermedades

Algunos estudios han demostrado que tales pescados son una buena ayuda para frenar el desarrollar de la diabetes del tipo 2.

Fácil de preparar

Otra de las ventajas del consumo de salmón es que es un pescado muy fácil de preparar. A diferencia de otros, no precisa de demasiada preparación, especialmente si escogemos filetes de salmón. Su carne puede introducirse, de forma sencilla, en ensaladas, pastas, sopas y también cocinarse como plato principal junto a diversidad de verduras. Es una de las mejores formas de comer sano.

Varias veces por semana

Además, los pescados pueden consumirse varias veces por semana. Los pescados blancos, entre 4 a 5 veces por semana, y los azules, como el salmón, alrededor de 3 veces. De esta manera, conseguimos una dieta variada en la que el pescado es fuente de vitaminas, evitando así la ingesta de grandes cantidad de carne roja y procesados, algo que debe evitarse en gran medida.