Inicio Actualidad El coronel de La Legión Enrique de Vivero denuncia que los que...

El coronel de La Legión Enrique de Vivero denuncia que los que buscan el derrocamiento de la Corona pretenden instalar en España una dictadura bolivariana

El coronel de La Legión Enrique de Vivero con el Rey Juan Carlos.

Enrique de Vivero Fernández.- En el artículo publicado la semana pasada en Alerta Digital con el título «España cerca de ser una república», daba las razones por los que diversos partidos políticos, organizaciones e incluso el Gobierno, estaban haciendo una labor para desprestigiar a la Monarquía, en el primer caso, y no ejercer la debida defensa de la Corona en el caso del Ejecutivo.

Apenas diez días después de escribir ese artículo se cumplen los presagios más siniestros con el ataque insólito que está sufriendo la Monarquía Española por parte de aquellos que quieren destruir el Régimen del 78, buscando el derrocamiento de la Corona y posteriormente abolir la Constitución, para sustituirla por una nueva de corte bolivariano que les permita perpetuarse en el poder a los amantes de regímenes como los de Venezuela o Cuba.

Los grupos de izquierdas, independentistas, la prensa adicta y apesebrada del Gobierno, unidos a los corifeos de turno han conseguido lo que hace muchos años perseguían: obligar a que el Rey Juan Carlos I se fuera exiliado, no voluntariamente, con viles calumnias e infundios hacia su persona.

Tenemos que conocer primero los hechos y la opinión, hasta este momento, de los jueces y fiscales que han intervenido en el caso, un resumen de los hechos serían los siguientes:

En el año 2008 el Rey de Arabia ordena una transferencia a una cuenta de un Banco suizo, controlada por el Rey Don Juan Carlos.

En 2011 se firma un contrato por parte del Reino de Arabia, por un importe de 7000 millones de euros, con un consorcio formado por 12 empresas españolas, entre las que destacan RENFE, ADIF y TALGO.

En junio de 2014 D. Juan Carlos abdica a favor de su hijo Felipe.

En 2015 el comisario Villarejo, imputado en el caso TANDEM, graba unas declaraciones de Corina Larsen, en las que esta amante despechada le atribuye al Rey Juan Carlos el cobro de comisiones y otros presuntos delitos.

En septiembre de 2018 el juez Diego Egea archiva la causa contra el Rey Emérito por falta de indicios y por ser hechos anteriores a su abdicación y también por tratarse de una persona inviolable, según la Constitución.

La fiscalía suiza a través del magistrado Yves Berzosa está investigando a Corina Larsen por el presunto delito de blanqueo de capitales, debido a la compra de diversos inmuebles de lujo, por valor de varios millones de euros.

En todo este proceso ha existido una lucha soterrada entre la fiscalía de la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo. La Fiscalía, que recibe órdenes de la fiscal general del Estado, Dolores Delgado, anteriormente ministra de Justicia, y el Tribunal Supremo, que estima que es el único órgano jurisdiccional y que a día de hoy no tiene abierta ninguna investigación contra D. Juan Carlos.

Estudiados los hechos y consultado con expertos juristas coinciden en lo siguiente:

– El Rey Emérito no tiene ningún problema ni investigación abierta en el TS.

– Con la Fiscalía Suiza podría tener algún problema derivado de la investigación que lleva a cabo esta fiscalía sobre los presuntos delitos de blanqueo de capitales de los que está siendo investigada Corina Larsen.

– La Fiscalía española no tiene abierta ningún tipo de diligencias preprocesales.

– El dinero recibido por D. Juan Carlos(2008), lo fue tres años antes de firmarse el contrato con el consorcio de empresas que llevaba a cabo la obra (2011).

– No se puede hablar de comisión ya que el que otorga el dinero es el Rey de Arabia y no las empresas que ejecutan la obra.

– No se ha cometido delito de blanqueo de capitales, ya que recibir una donación y no declararla con el dinero en Suiza, no es un delito.

– Todo el dinero estaba en el extranjero; por consiguiente, no ha sido blanqueado por parte de D. Juan Carlos, cosa que sí han hecho muchos políticos y futbolístas.

– El juez de la Audiencia Nacional que tomó declaración a Corina Larsen no le dio credibilidad alguna a su declaración, ya que procedía de una grabación efectuada a la señora Larsen por el comisario Villarejo, imputado en varias causas.

– Muy poca credibilidad puede darse a las grabaciones efectuadas por el presunto delincuente Villarejo ni a las declaraciones de una amante despechada.

– Concluyen los diversos juristas «que si no hay papeles no hay nada».

La Ley Orgánica del Poder Judicial no establece ningún juez competente para juzgar al Rey. La persona del Rey es absolutamente inviolable. Hasta que abdica el Rey no tiene que responder de sus actos.

Los hechos que los partidos de izquierdas e independentistas, con su prensa comprada y adicta, pretenden que sean investigados, son hechos que en cualquier caso habrían tenido lugar en la época de reinado de Juan Carlos I.

Estamos asistiendo ante una campaña teledirigida por los medios de comunicación que obedecen a intereses espúreos. Detrás de ellos existe una insidiosa campaña para desacreditar a la Corona, que llevan a cabo los partidos de izquierdas e independentistas con la omisión del Gobierno de Sánchez.

Lo único que parece interesar es asestar el golpe de gracia a la Constitución de 1978, que PODEMOS siempre ha estado dispuesto a derogar, mientras que el PSOE, por boca de su ministro de Justicia, señaló que ya estamos en período constituyente.

Como vemos, el cúmulo de despropósitos al que este Gobierno nos somete es de tal magnitud como declarar un estado de excepción camuflado de estado de alarma. O conculcar todos nuestros derechos fundamentales contemplados en la Constitución. O luego de engañar con todo tipo de mentiras durante la pandemia del COVID, ocultando el número de fallecidos, dejando morir ancianos sin asistencia sanitaria e impidiendo los entierros con la debida dignidad. O utilizar a los FCSE para sus intereses políticos, intentando silenciar a la población española. Como todo esto no ha sido suficiente tenemos ahora una campaña organizada por los grupos que persiguen la destrucción de la unidad nacional de España y la consecución de un cambio de régimen que acabe con la Constitución de 1978 y por ende de la Monarquía como forma de estado.

Yo defiendo al Rey D. Juan Carlos porque no se puede condenar a nadie sin imputación y sin juicio justo. El Rey Emérito fue el que nos trajo esta época de libertades y democracia que gozamos, quien estuvo en los momentos muy difíciles del 23 F, respaldando la democracia. Ha sido el mejor embajador de la «Marca España». Como ser humano habrá tenido sus desaciertos, pero no es el momento de hacer leña del árbol caído.

El Rey D. Juan Carlos debe volver a España y ser defendido por los millones de españoles que le debemos tantos años de estabilidad, prosperidad, libertades y democracia. Si no lo hacemos seremos cómplices de aquellos que quieren destruir España como Nación.

*Enrique de Vivero, colaborador de AD, fue coronel jefe del Tercio Gran Capitán I de La Legión en Melilla.