Inicio Actualidad El Defensor del Pueblo no cree la versión de Marlaska sobre Melilla...

El Defensor del Pueblo no cree la versión de Marlaska sobre Melilla : «No es plausible»

El Defensor del Pueblo acaba de desmontar nuevamente la versión ofrecida por el Ministerio del Interior sobre la tragedia del pasado 24 de junio en la valla de Melilla al acreditar, entre otros aspectos, que no le parece creíble que los agentes no conocieran el riesgo de avalancha y muertes que estaba teniendo lugar en el paso fronterizo del Barrio Chino.

Asimismo, la institución dirigida por Ángel Gabilondo reprocha a Interior que no le haya remitido una parte concreta de los vídeos que registran lo ocurrido aquella mañana en la que fallecieron al menos 23 personas.

En los primeros informes que remitió al Defensor del Pueblo, el departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska aseguró que las Fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado «no tuvieron constancia, ni observaron directamente ni tampoco a través del perímetro fronterizo» la situación de riesgo.

Añadía que, cuando la Guardia Civil logra acceder al interior del recinto del puesto fronterizo «Barrio Chino», no se encontró «personas heridas, ni fallecidas, pues en ese momento, las fuerzas de seguridad marroquíes habían logrado neutralizar el intento de entrada por la fuerza, así como despejado la vía de acceso a las instalaciones del lado español».

Gabilondo, sin embargo, tras revisar la documentación y las grabaciones de Interior, concluye una opinión radicalmente distinta a la del equipo de Marlaska. «Tras el visionado de las imágenes, en especial las captadas por el helicóptero, estas afirmaciones no pueden ser compartidas por esta institución».

[La inspección ocular lleva al PP a pedir que Marlaska dimita: se arrastraron cuerpos de suelo español]

«Se observa cómo un número indeterminado de personas se encuentran amontonadas y, en varios casos, aplastadas en uno de los accesos del puesto fronterizo ‘Barrio Chino'», afirma, citando las imágenes captadas aquella mañana por el helicóptero de la Guardia Civil.

Igualmente, las imágenes captadas por el dron y la cámara del vallado ponen de manifiesto, a juicio del Defensor del Pueblo, «la situación de peligro que se desarrolló y de la que los agentes que participaron en el operativo debieran haber tenido información constante».

Por lo tanto, a ojos de Gabilondo «no resulta plausible que no se tuviera conocimiento alguno de la situación de riesgo. El lanzamiento por ambas partes de piedras y el hecho de que algunos agentes españoles les rociaran con un spray pudo intensificar la situación de peligro», indica, tal y como revelan las imágenes revisadas por esta institución y que le fueron facilitadas por el departamento de Marlaska.

En uno de los vídeos se observa como las personas que intentan acceder de manera irregular lanzan palos a los agentes españoles y como estos les lanzan piedras. En otro de los fragmentos algunos agentes españoles buscan piedras y se las lanzan a las personas que están en la parte superior de la valla.

En un tercero los inmigrantes tratan de forzar las puertas del puesto fronterizo delante de los agentes españoles. En un cuarto vídeo en cuestión un agente de la Guardia Civil «les rocía con gas para que no sigan intentando derribar la puerta del puesto». En el quinto vídeo citado por el Defensor se aprecia «a algunos agentes españoles que continúan lanzando piedras».

Entraron en España

Marlaska llegado a afirmar en sede parlamentaria que los hechos del 24-J ocurrieron «principalmente» en Marruecos, y sólo de «manera muy tangencial en España».

[Marlaska elude el drama de Melilla en la Comisión de Secretos mientras crece la presión contra él]

Desde Interior insistieron en que todos los rechazos en frontera se produjeron «en el perímetro fronterizo entre Melilla y Nador», y que se realizaron «dentro de la más estricta legalidad».

Sin embargo, tal y como ha revelado EL ESPAÑOL, los responsables de la Comandancia de la Guardia Civil en Melilla reconocieron a los diputados que no les quedó más remedio que abrir la puerta de la frontera con Marruecos y dejar pasar a los gendarmes para que se llevaran a más de 400 inmigrantes.

Su versión coincide con el informe definitivo del Defensor del Pueblo. «Del visionado de las imágenes mencionadas se constata que algunos agentes marroquíes acceden a territorio español y que agentes españoles les hacen entrega de las personas que habían conseguido interceptar, para proceder a su traslado a Marruecos».

Concretamente, esto se observa en las imágenes captadas por el helicóptero. Al filo de las nueve de la mañana, se observa que hay gran cantidad de personas en el terraplén situado junto al vallado de la puerta. Ahí se producen detenciones. Tan solo dos minutos después, a las 9:00 horas, se observan entregas expeditivas a través del vallado.

«El lapso de tiempo transcurrido, dos minutos, hace imposible sostener que se han realizado rechazos en frontera conforme a las mínimas exigencias legales», concluye el Defensor del Pueblo.

Publicidad