El delincuente Carles Puigdemont contrata al abogado de ETA en Bélgica especializado en parar extradiciones

Godard filmó en 1960 “Al final de la escapada”, título que, más de medio siglo después, parece definir a la perfección este final esperpéntico del proceso soberanista. En el filme, Belmondo emprende en Marsella una huida que le llevará hasta París. El destituido presidente Carles Puigdemont y cinco de sus consejeros parecen seguir los pasos del protagonista aunque en su caso el destino final es Bruselas.

El grupo de seis, más personal de la Generalitat que no se ha especificado, explicarán sus intenciones -con probabilidad tratar de acogerse a la legislación más garantista de Bélgica con respecto a las eurordenes de extradición- y se conocerán más detalles de su huída. Fuentes citadas por Efe señalaron que el grupo viajó en coche desde Cataluña hasta Marsella (Francia), desde donde cogieron un avión con destino a Bruselas.

Por su parte, la agencia Reuters informaba esta tarde de que Puigdemont se ha reunido con el abogado que en el pasado defendió a miembros de ETA para impedir los procesos de extradición. El abogado Paul Beckaert consiguió evitar hace cuatro años la extradición a España de la etarra Natividad Jauregui, localizada en Gante después de 34 años a la fuga.

Pocos más detalles se conocen de la escapada, y ahora mismo decenas de periodistas tratan de localizar en Bruselas al grupo. Sí se sabe, al menos así lo ha apuntado TV3 citando fuentes de la Generalitat que el grupo se encuentra en un “lugar discreto y seguro”. Si no fuese porque se trata de un asunto muy serio, bien parecería que Puigdemont y su banda participan en una película o série de espías. Como si se apuntase de manera premeditada a ello, Puigdemont colgaba hoy en Instagram una fotografía del Palau de la Generalitat con un genérico “buenos días”.

Las especulaciones sobre dónde está ahora Puigdemont se suceden. Al especularse con que acudía a entrevistarse con sus colegas nacionalistas flamencos del N-VA, estos negaron que esté en su sede. Puigdemont, según ha trascendido, está acompañado de los consejeros Meritxell Borràs (Gobernación) y Joaquim Forn (Interior) -ambos del PDECat- y Antoni Comín (Salud), Dolors Bassa (Trabajo) y Meritxell Serret (Agricultura) -de ERC-.

El viaje se ha producido el mismo día en que el fiscal general del Estado, José Manuel Maza, ha anunciado una querella contra los exmiembros del Govern por los delitos de rebelión, sedición y malversación.

Puigdemont se ha desplazado a Brsuelas un día después de que el secretario de Estado de Asilo y Migración belga, Theo Francken, provocase una polémica al abrir la puerta a la concesión de asilo al expresidente catalán, oferta que fue poco después negada por el primer ministro, Charles Michel, quien aseguro que el asunto “no está en la agenda” de su Gobierno.

En el cuatripartito que gobierna Bélgica participan los flamencos nacionalistas, en un complejo juego de equilibrios del que evidentemente se quiere aprovechar Puigdemont.

Loading...