El derrumbe de una iglesia en Nigeria deja 160 muertos, según un director de hospital

El derrumbe de una iglesia en la localidad de Uyo, en el sur de Nigeria, ha provocado la muerte de al menos 60 personas. Según ha informado la portavoz policial Cordelia Nwawe, la iglesia se derrumbó durante el transcurso de una celebración eclesiástica en la que un pastor local iba a ser consagrado como obispo.

Pero un director de hospital ha informado de que 160 personas murieron en el derrumbe, según AP. Según otras fuentes, las morgues del Hospital de Uyo están llenas y las víctimas están dispersas por la ciudad, por lo que es probable que la cifra de fallecidos sea incluso superior.

Desde presidencia se habla de «numerosas víctimas» pero según informa la agencia de prensa nigeriana «Nigerian News Agency», el balance de muertos podría cifrarse «entre 50 y 200».

El accidente se produjo cuando los fieles abarrotaban la Iglesia «Reigners Bible», aún en construcción, durante los actos de ordenación de un obispo. Al parecer, los andamios se cayeron y un tejado provisional se desprendió.

El presidente de Nigeria Muhammadu Buhari expresó sus condolencias «en nombre de su familia y de toda la nación tras los numerosos muertos y heridos después de este trágico accidente», tal y como informó el portavoz de la Presidencia en un comunicado.

El gobernador del estado de Akwa Ibom que estuvo presente en el servicio religioso, pero no resultó herido, dijo en su cuenta de Facebook que el estado «no había conocido incidente tan impactante en su historia». Los testigos que pudieron acercarse a la zona hablaban del drama que se vivía tras el derrumbe. «Visité la escena del accidente y la gente estaba siendo rescatada de los escombros», explicaba el residente local Monday Akpan.

En septiembre de 2015, 115 personas murieron en Lagos en el derrumbe de una iglesia que pertenece al famoso telepredicador nigeriano T.B. Joshua.

Loading...