Inicio Actualidad El desarrollador de los microchips para portar el historial de vacunas afirma...

El desarrollador de los microchips para portar el historial de vacunas afirma que «la gente tiene que aceptarlos nos guste o no»

El director de DSruptive Subdermals, una empresa tecnológica con sede en Suecia, ha arremetido contra los críticos que dicen que los nuevos microchips implantables de su empresa son “invasivos”.

Hannes Sjoblad dijo que los chips de la empresa ya están aquí “nos guste o no”, y que la gente tiene que aceptarlos.

Sjoblad dijo: “Esta tecnología existe y se utiliza nos guste o no. Me alegro de que se haya sacado a la luz pública”.

“Las nuevas tecnologías deben ser ampliamente debatidas y comprendidas”, añadió. “Los implantes inteligentes son una potente tecnología sanitaria. Eso es lo que estamos construyendo en DSruptive y nuestro objetivo es transformar la atención sanitaria a escala mundial.”

El chip, que solo tiene el tamaño de un pequeño grano de arroz, puede almacenar no solo el pasaporte de la vacuna covid-19 de un individuo, sino también información médica privada y criptodivisas.

En una entrevista anterior, Sjoblad explicó: “Los implantes son una tecnología muy versátil que puede utilizarse para muchas cosas diferentes. En este momento, es muy conveniente tener los pasaportes de covid siempre accesibles en el implante”.

Actualmente, el implante está diseñado para implantarse justo debajo de la piel en el brazo o la mano de una persona, aunque probablemente pueda insertarse en cualquier lugar. Mide dos milímetros por 16 mm de tamaño.

“Mira, soy tan pro-vacunas como cualquiera de los que están por aquí… Y estoy a favor del pasaporte de vacunas (solo de forma voluntaria), pero esto solo juega con la narrativa de los teóricos de la conspiración de ‘quieren rastrearte’”, admitió uno de los críticos de Sjoblad en Twitter.

Cabe preguntarse qué otra información pueden contener y rastrear estos chips, además de los datos financieros y médicos. Cuando se piensa realmente en ello, es preocupante lo invasiva que es esta tecnología y el potencial que tiene: Podría llevar al gobierno a rastrear directamente los movimientos de un ciudadano con chip.

Sjoblad dice que el diseño del chip permite que la información sea “siempre accesible” para “cualquier otra persona, realmente, que quiera leerme”.

“Por ejemplo, si voy al cine o a un centro comercial, la gente podrá comprobar mi estado aunque no tenga mi teléfono”, añade en la entrevista.

Aunque Sjoblad insiste en que los microchips de su empresa no son dispositivos de rastreo, sí admite que se pueden activar fácilmente con dispositivos externos tan simples como un smartphone.

“No tienen batería”, dice sobre los chips. “No pueden transmitir una señal por sí mismos. Así que son básicamente pasivos. Se quedan ahí dormidos”.

Comparte este artículo

Publicidad