Inicio Actualidad El DJ que escupió alcohol al público en un chiringuito de Torremolinos:...

El DJ que escupió alcohol al público en un chiringuito de Torremolinos: “No hay perdón sin consecuencia”

Muchas han sido las imágenes y las noticias que desde que estalló la pandemia del coronavirus han saltado a los medios de comunicación mostrando la insolidaridad e imprudencia de ciertas personas, a la hora de ayudar a evitar el contagio y propagación del Covid-19, evidenciando una más que palpable falta de concienciación al respecto.

De entre todas esas imágenes, las registradas hace unas semanas en un conocido local la localidad malagueña de Torremolinos, el chiringuito, Kokun Ocean Club, han sido, quizás, de las que más indignación y rechazo han provocado entre la población de nuestro país. Y es que a la más que evidente ausencia de las más mínimas medidas de seguridad, se sumó el hecho de que uno de los DJs que actuaban en dicha fiesta, y perteneciente al dúo Les Castizos, se dedicó, durante un momento de la actuación, a beber alcohol y escupirlo al público, así como a compartir la bebida con varios de los espectadores directamente de la misma botella de la que él, previamente había tomado.

Unas imágenes que fueron grabadas y subidas a redes sociales, donde corrieron como la pólvora, provocando una oleada de críticas, no sólo por la imprudencia más absoluta, sino por la falta de respeto a los profesionales que se juegan la vida diariamente, desde hace meses, para luchar contra la pandemia.

El protagonista de estas imágenes, el DJ Fali Sotomayor, ha aprovechado esas mismas redes sociales para pedir públicamente disculpas por su comportamiento, aduciendo que “a veces uno no piensa lo que hace en un momento de diversión y comete un error imperdonable”. Como ha reconocido el propio Sotomayor “no hay excusa, ahora sólo queda arrepentirse y pedir perdón de manera sincera”.

“Ha sido un acto pésimo, el cual no se tiene que hacer, el cual daña a la imagen del ocio nocturno y de mis compañeros, por eso estoy doblemente arrepentido”, ha aseverado el DJ, quien tiene muy claro que “no hay perdón sin consecuencia y hay que asumirlas y aprender a no repetirlo”.

Por ello, y tal y como él mismo ya ha avanzado, “acataré la sanción que me impongan y además quiero aportar mi granito de arena a la lucha contra el covid-19 ayudando a alguna asociación en alguna labor para parar la pandemia”, por lo que indica que “no quiere que se quede en un canto al sol” e informará dónde y cómo estará colaborando.

El chiringuito carecía de licencia para celebrar eventos con música

De momento, y la espera de conocer si habrá alguna sanción para el local y los implicados en los hechos, el Ayuntamiento de Torremolinos ha procedido al cierre cautelar durante 15 días del local de ocio.

Como ha indicado el propio alcalde del municipio malagueño, José Ortiz, que ha calificado los hechos de “lamentables”, esperan que este medida “sirva para demostrar la voluntad firme que tiene este Ayuntamiento y este alcalde de que trabajamos conjuntamente para no sólo garantizar, sino para esforzar y obligar con procedimientos administrativos sancionadores, a aquellos que incumplan las normas”.

“En un municipio que trabaja con un esfuerzo enorme en coordinación diaria con los profesionales del sector turístico, que están haciendo un enorme sacrificio por mantener abiertos hoteles y establecimientos” no se pueden repetir actos de este tipo, ha asegurado Ortiz.

A esta medida adoptada por el citado Consistorio, hay que sumar la investigación abierta por la Junta de Andalucía para determinar todas las circunstancias del evento, así como las posibles responsabilidades que puedan derivarse. De momento, y tal y como se ha conocido a finales de la pasada semana, el chiringuito carecía de licencia para la celebración de eventos con música.

Así se recoge en el informe que la Unidad de Policía Adscrita ha enviado a la Delegación del Gobierno de Málaga para que sirva de base para la incoación a los responsables de los hechos del correspondiente expediente sancionador por el grave incumplimiento de las medidas sanitarias detectadas, de obligado cumplimiento y que se debieron adoptar.