Inicio Actualidad El dúo Urfabrique publica su álbum debut entre el soft-house francés y...

El dúo Urfabrique publica su álbum debut entre el soft-house francés y el indiepop

Tras varios meses generando expectativa, el álbum debut de los barceloneses Urfabrique, ‘Pictures and Shapes of Our Mistakes’, ya es una realidad. El LP autoeditado recoge 8 temas inéditos junto a los tres sencillos que han estado promocionando a lo largo de este año: ‘Cheese or Kiss’, ‘Malay’ y ‘Walls We Build’.

Entre el soft-house francés y el indiepop, el dúo crea un conjunto de sonidos en el que reina un tono de celebración pero a su vez tienen cabida la pausa y la meditación. El disco es una propuesta con una identidad muy marcada por el electropop independiente parisino al que pertenecen proyectos como l’Impératrice, Isaac Delusion, Polo&Pan, Kazy Lambist o los casi parisinos Parcels.


‘Pictures and Shapes of Our Mistakes’ pretende hacer reflexionar sobre las discontinuidades y las interrupciones que modelan las vidas 2.0 y también las de Javi Morales y Pau Mendieta, los componentes del dúo que pese a ver con ojo crítico las nuevas realidades se encuentran a la vez atrapados en ellas.

Urfabrique ha tenido el placer de colaborar con algunos de los grandes nombres de la electrónica francesa como es el caso del productor Yuksek, estandarte de la música de ese mismo estilo, o de la reconocida casa discográfica Kitsuné, mediante la cual han presentado su single Walls We Build.

El sello Kitsuné, conocido por sus célebres recopilatorios y su amplio catálogo en indie y electrónica, está detrás del sencillo “Walls We Build”. Esto marca un antes y un después en la emergente carrera del dúo soft-pop, que pasa a compartir discográfica con artistas consagrados en la escena indie como Phoenix, The Whitest Boy Alive, Two Door Cinema Club, Hot Chip o el más reciente Parcels.

Tras haber ganado el concurso Música Artsy, plataforma de mecenazgo cultural de Movistar, Urfabrique ha tenido el placer de colaborar con la directora Francesca Català. La propuesta visual de esta joven realizadora catalana es un plano secuencia en el que vemos cómo tres chicas rompen con sus propios muros y se liberan de ellas mismas sin moverse del salón de su casa. La canción es una llamada a derribar las barreras que nos alejan de nuestros semejantes. “Hemos querido usar los muros como alegoría a los límites tanto físicos como psicológicos que construimos”, contaban Pau y Javi cuando se estrenó la canción.