El Ejército israelí destruye un túnel entre Gaza y su territorio

15

El Ejército de Israel ha dinamitado otro túnel en la frontera de Gaza, según un comunicado del que se hace eco la agencia France Presee. Se desconoce si hay víctimas mortales. El túnel demolido se extiende desde Gaza hacia territorio israelí. La operación se produce en un momento de gran tensión después de el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, haya reconocido este miércoles a la milenaria Jerusalén como capital de Israel y haya ordenado un plan para trasladar ahí su Embajada.

El portavoz militar Jonathan Conricus ha asegurado que la inteligencia ha demostrado que el túnel  fue descubierto hace unas semanas y que pertenecía al movimiento islamista Hamas, que opera la Franja de Gaza. Esta es la segunda operación de este tipo en las últimas semanas, con el último túnel destruido perteneciente a la Yihad Islámica. Estos túneles se han usado en el pasado para llevar a cabo ataques.

Israel considera que los túneles que penetran en su territorio desde Gaza son objetivos ofensivos que deben ser destruidos para evitar que grupos armados se infiltren en su territorio con el fin de perpetrar ataques o cometer secuestros. En las últimas semanas se ha acelerado la construcción de un muro subterráneo en torno a los 65 kilómetros de frontera con la Franja de Gaza. Este proyecto del Ministerio de Defensa israelí para bloquear ataques por el subsuelo contra poblaciones próximas a la frontera cuenta con un presupuesto de 3.000 millones de shequels (unos 750 millones de euros).

Durante la guerra del verano de 2014 (Operación Margen Protector) Israel localizó y destruyó 31 túneles en la frontera con Gaza. Los servicios de inteligencia militar estimaban en agosto que había unos 15 pasadizos subterráneos todavía operativos.

Varios heridos en un enfrentamiento con la policía cerca de la embajada de EE UU en Líbano

Manifestantes protestan frente a la embajada de EE UU en Líbano.
Manifestantes protestan frente a la embajada de EE UU en Líbano. EFE

AFP

Las fuerzas de seguridad libanesas han usado este domingo gases lacrimógenos y cañones de agua contra los manifestantes que protestaban cerca de la embajada de Estados Unidos contra la decisión de Donald Trump de este miércoles de reconocer a Jerusalén como capital de Israel.

Varios centenares de manifestantes propalestinos se han reunido alrededor de este edificio, situado en la localidad de Awkar, en el norte de Beirut, con la intención de protestar dentro. Sin embargo, no han podido acceder al complejo, protegido por una puerta metálica. Varias personas han resultado heridas.

Entre los manifestantes había miembros de grupos palestinos, islamistas y partidarios de la izquierda libanesa que gritaban consignas contra Trump.

Centenares de miles de refugiados palestinos viven en Líbano, entre ellos los que fueron expulsados de sus casas tras la creación de Israel, en 1948, y sus descendientes. Israel ocupó el sur del Líbano durante 22 años hasta que retiró sus tropas en el año 2000 pero ambos países siguen oficialmente en guerra.

En 2006, los israelíes llevaron a cabo una guerra contra el movimiento Hezbolá en Líbano que dejó más de 1.200 libaneses muertos, en su mayoría civiles, así como 120 israelíes, la mayoría soldados.