Inicio Actualidad El emoticono con el que el presidente de Interpol avisó a su...

El emoticono con el que el presidente de Interpol avisó a su mujer que estaba en peligro en China

La esposa del presidente de Interpol, el chino Meng Honwei, que se halla desaparecido desde hace días, dijo hoy que cree que su marido se encuentra en peligro y, por lo tanto, pidió que la comunidad internacional intervenga para aclarar su paradero. Por su parte, el Gobierno chino ha asegurado que Honwei está bajo investigación por una acusación que no ha precisado.

Grace Meng ofreció una rueda de prensa en un hotel de Lyon -donde está la sede de la organización internacional de policía- para explicar que recibió dos mensajes SMS inquietantes de su marido el pasado 25 de septiembre y desde entonces no tiene noticias suyas.

En el primero Meng le pedía que “esperase su llamada”, y más tarde llegó otro mensaje con tan solo un emoticono que representa una situación de peligro, según el diario local “Le Progrès”. Según AP, ese emoticono era la señal de un cuchillo, con lo que pretendía decirle que estaba en peligro.

La mujer leyó una declaración en chino y en inglés en la que también instó a la comunidad internacional a intervenir en el caso para que se sepa dónde está su marido.

El secretario general de Interpol, el alemán Jürgen Stock, pidió ayer a China que clarifique el paradero de Meng, que desapareció poco después de llegar a su país.

Stock espera “una respuesta oficial de las autoridades chinas” que aclare las preocupaciones que ha suscitado la desaparición de Meng, quien, según la prensa de su país, habría sido retenido y estaría bajo investigación.

La fiscalía de Lyon, donde se encuentra la sede de Interpol, abrió este viernes una investigación por la desaparición de Meng, quien, según la prensa de Hong Kong, estaba siendo investigado como antiguo responsable del Gobierno chino y puede haber sido víctima de una purga interna del régimen.

Por el momento, los agentes franceses han podido determinar que Meng, de 64 años, tomó el avión que iba a llevarle a China y a partir de ahí se pierde la pista del alto funcionario.

Meng era vicesecretario de Seguridad de su país cuando en noviembre de 2016 fue elegido para cuatro años presidente de Interpol en sustitución de la francesa Mireille Ballestrazzi.

Aunque es un cargo eminentemente honorífico, su nombramiento fue muy criticado por organizaciones defensoras de los derechos humanos.