El Estado Islámico vuelve a irrumpir en Palmira

El grupo terrorista Estado Islámico (EI) logró este sábado irrumpir de nuevo en la ciudad monumental de Palmira, en el este de la provincia central siria de Homs, donde está luchando contra el ejército, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Los yihadistas avanzaron por los alrededores del hospital de Palmira, en el extrarradio noroccidental de la urbe, después de controlar el distrito Al Ameriya, en el norte.

La milicia ya tuvo durante casi un año el control de Palmira, tiempo en el que destrozó algunas de las valiosas y milenarias ruinas declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Entre otros, la milicia destrozó los templos de Bel y Baalshamin y el Arco del Triunfo. En marzo, las tropas del Gobierno sirio lograron recuperar Palmira gracias a la ayuda de las Fuerzas Aéreas rusas.

Tras intensos combates con las fuerzas del Ejército, los extremistas se hicieron con el control del gasoducto de Yihar, informaron observadores y círculos cercanos a las tropas sirias.

Según la web de noticias Al Masdar, cercana al Gobierno, las tropas estacionadas en la región han sido forzadas a la retirada. Las bajas entre las filas del Gobierno suman 100 combatientes, por lo que han sido enviadas nuevas tropas a la región, añade la publicación.

Pese a haber sufrido algunas pérdidas, el EI aún sigue dominando amplias zonas del norte y el este de Siria. La milicia terrorista inició esta semana una ofensiva en la región en torno a Palmira atacando a las tropas del Gobierno en varias direcciones.

Desde entonces, el EI ha recuperado el control de varios gasoductos, entre ellos Al Shair. Éstos estuvieron temporalmente controlados por la milicia en 2014 y en mayo de este año. Su importancia es clave para el aprovisionamiento energético de la región.

Loading...