El ex jefe de campaña de Trump se entregará a la justicia por sus presuntos vínculos con Rusia

El ex jefe de campaña del presidente estadounidense Donald Trump, Paul Manafort, se entregará a las autoridades federales este lunes en el marco de una investigación en curso sobre presunta incursión rusa en la campaña presidencial de 2016, informaron CNN y el New York Times citando fuentes anónimas.

El Times, citando a alguien involucrado en el caso, dijo que el ex socio de negocios de Manafort, Rick Gates, también fue obligado a rendirse ante las autoridades de Estados Unidos. Manafort fue visto saliendo de su casa durante la madrugada del lunes, según un testigo de Reuters, pero no estaba claro hacia dónde se dirigía.

Las acusaciones contra de Manafort y Gates representan una nueva importante fase en la investigación del fiscal Mueller y asestan un duro golpe a Trump

Las acusaciones en contra de Manafort y Rick Gates representan una nueva importante fase en la investigación del fiscal especial Robert Mueller y asestan un duro golpe a Trump, quien ha rechazado reiteradamente la investigación como una “cacería de brujas” política.

The New York Times informa que se les solicitó a ambos que se entregaran el lunes. La medida sigue a un fin de semana de incertidumbre que sacudió a la Casa Blanca, después de que el viernes un informe de la cadena CNN informara que los cargos eran inminentes.

Tan recientemente como el domingo, los funcionarios de la administración Trump no estaban seguros de quién sería arrestado, y el presidente twitteó que los investigadores deberían centrarse en cambio en Hillary Clinton y el partido Demócrata.

Manafort, de 68 años, ha estado bajo investigación por Mueller durante meses. Importante estratega republicano que también trabajó extensamente para políticos extranjeros, abandonó la campaña de Trump después de solo unos pocos meses en 2016 cuando salió a la luz información sobre su trabajo anterior en Ucrania para un partido prorruso, lo que condujo al escrutinio de sus negocios anteriores.

Gates trabajó con Manafort en la campaña de Trump y en campañas políticas en Ucrania. Después de que Manafort abandonase la campaña, Gates permaneció y luego se unió al comité inaugural del presidente electo. Trabajó en ese esfuerzo con Thomas Barrack, un rico inversor de Los Ángeles y confidente de Trump, y los dos a menudo visitaron la Casa Blanca juntos.

Los cargos se presentarán en una corte federal en Washington.

Loading...