El experimento de Carmena con las calles peatonales divide a los madrileños

El experimento de la alcaldesa Manuela Carmena con las calles peatonales de sentido único ha empezado de modo desconcertante. No ha arrancado a la hora señalada, las 17.30,  por que no había la afluencia de gente que lo justificara. Según un portavoz de la Policía Municipal, la medida solo se aplicará cuando existan aglomeraciones que lo hagan necesario. “El jefe de unidad de la Policía Municipal tiene la potestad de decidir en que momento es necesaria una medida que se toma por seguridad y si no hay aglomeraciones, no tiene razón de ser”, había precisado.

Sin que creciera mucho el número de transeuntes, dos horas más tarde, el operativo se ha puesto en marcha, aunque ni siquiera los agentes sabían si se trataba de un simulacro o de un ensayo. La ausencia total de señales indicadoras o de los carteles luminosos anunciados el día anterior por la portavoz municipal, Rita Maestre, ha contribuido a dar sensación precariedad  a la medida.

Hilera de agentes sin carteles

A partir de las 19.30 horas una hilera de agentes municipales han bloquedo el acceso de la calle Preciados desde Callao y otra el de Carmen desde la Puerta del Sol. Con gestos, daban a entender a los transeuntes que por allí no se podía pasar. Sin más explicaciones. Casi todos acataban la orden y parecían saber el motivo. Otra cosa es que estuvieran de acuerdo.

Justo lo considera “una cacicada”. “A lo mejor puede funcionar, pero tendría que ser una recomendación y no una prohibición, una cosa tan autoritaria. A lo mejor tengo prisa para ir a una tienda y ¿que pasa?”, advertía, mientras otra mujer, Begoña, opinaba que “no es nada práctico, no tiene sentido común”, porque las personas no son “coches, objetos”. “La personas tenemos que poder movernos con libertad”, reclamaba aventurando que el turismo y el comercio van a salir perjudicados.  

Muy cerca, otra joven opinaba lo contrario. “Cada Navidad acabas a empujones por aquí. Así cada uno va para un lado y ya está, mucho mejor“, señalaba. Otros no tenían en criterio tan claro. “Puede ser bueno para evitar los codazos, pero que pasará cuando alguien necesite ir deprisa”, se preguntaba un conquense de visita por Madrid.  

Otros encaminaban sus pasos a la vecina calle Carmen refunfuñando. La verdad es que el rodeo es insignificante. Apenas 15 metros. Además, si se tiene mucho empeño en acceder a Preciados, con cruzar por dentro de los almacenes FNAC, situados a 50 metros del cruce, es suficiente.

El deporte de colarse

Los más cucos aprovechan el momento de despiste del agente para algo tan español como colarse. Una mujer consiguió infiltarse, pero con un problema. Dejó atrás a su pareja. A él si lo paró el agente. ¿Qué hacer? ¿Separarlos? El agente se encogió de hombros y dejó pasar al caballero aprovechando que el jefe no le estaba viendo. No parecían los municipales muy fans de la ‘experimento Carmena’, sobre todo en un día que realmente no parecía necesario.

El frío glacial ha podido más que la nómina recién ingresada. La habitual avalancha de compradores del primer fin de semana de diciembre no se ha producido, pero alguien dio la orden de “adeltante”. Según un agente, hay un compañero suyo consultando “el sensor de aglomeraciones”. Quizás la orden la dio el sensor o algún algortimo. La verdadera utilidad de la medida solo podrá juzgarse en los días en que ojos vista no se pueda dar ni un paso. 

Evitar avalanchas

El motivo de la medida era evitar avalanchas en los momentos de mayor concurrencia. Contra lo que pareció inicialmente, el sentido único tampoco no se aplicará en el interior de las dos calles sino solo en los accesos de entrada y salida en la Puerta del Sol y Callao. Así lo precisó el viernes la portavoz municipal, Rita Maestre.

Lo que si se ha puesto en marcha este viernes al cien por cien es la restricción al tráfico privado de la Gran Vía. Desde esta tarde no pueden circular los vehículos privados a excepción de los residentes. Sólo transporte público y carga y descarga. Tampoco aquí se han producido atascos destacables.

Loading...