Inicio Actualidad ¿El final de una era para Garbiñe?

¿El final de una era para Garbiñe?

Garbiñe Muguruza ha vivido su peor temporada en los últimos años y acabará el curso fuera del top 15, circunstancia que no se daba desde 2014. Broncas con su entrenador, lesiones, malos resultados en los Grand Slams… 2018 no ha sido el año de la tenista nacida en Caracas, que logró situarse como primera raqueta del circuito el año pasado.

“Que te jodan”, con ese mensaje se despidió el entrenador, Sam Sumyk, de Garbiñe Muguruza en el tiempo de coaching durante la semifinal del Elite Trophy de Zhuhai, el Masters B. A partir de ahí, la hispanovenezolana perdió los nueve juegos restantes que supusieron la victoria de su rival, la china Wang Qiang. “Siempre estás enfadada”, le había dicho antes su entrenador, “No lo estoy”, respondía Garbiñe. Un episodio más de los muchos que dejan ver la complicada relación de entrenador y jugadora y que supusieron que que en algunos torneos volviera Conchita a guiar a la tenista.

El 2018 ha sido un año marcado por los desencuentros con su técnico y en el que las lesiones han propiciado la peor temporada en mucho tiempo para Garbiñe. Acabado el curso en la WTA, hace falta bajar hasta el puesto 17 para encontrar el nombre de la tenista de 25 años que llegó a ser la número uno hace poco más de 12 meses. Desde 2014, Muguruza no terminaba fuera del top 15, siendo tercera en 2015, séptima en 2016 y segunda en 2017.

Un año en el que apenas ha alcanzado dos finales, Doha – con Conchita Martínez de apoyo, en febrero- y Monterrey, siendo campeona en este último al imponerse a Timea Babos, en abril. Garbiñe ha estado muy lejos de mostrar el nivel esperado, especialmente en los Grand Slams, donde sólo ha superado la segunda ronda en Roland Garros, torneo en el que cayó en la semifinal ante Simona Halep.

La vencedora de Roland Garros 2016 y Wimbledon 2017 tiene todo para triunfar sobre la pista, pero a menudo le falla el factor mental. El autocontrol y el equilibrio resultan fundamentales en un deporte como el tenis y la hispanovenezolana a veces se convierte en su principal obstáculo. Con la temporada acabada es momento para tomar decisiones y encarar el 2019 con nuevos retos que perseguir.