Inicio Actualidad El fiscal, a favor de que Junqueras siga en prisión

El fiscal, a favor de que Junqueras siga en prisión

La fiscalía no recurrió el auto del juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena sobre la situación personal de los exmiembros del Govern imputados por rebelión y considera que debe ser mantenido en sus mismos términos. Es decir, que el exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras debe seguir en prisión y ninguno de los que fueron excarcelados deben volver a la cárcel, como trataba de lograr la acusación que ejerce el partido de extrema derecha Vox.

En sendos informes, el ministerio público ha informado en contra tanto del recurso presentado por Junqueras para tratar su escarcelación como del interpuesto por Vox para lograr que el resto del Govern vuelva a prisión.

El juez Pablo Llarena revisó las medidas cautelares acordadas por la jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela y solo dejó en prisión a Junqueras, el ‘exconseller’ de Interior Joaquim Forn y los líderes de la Assemblea Nacional Catalana (ACN) y de Òmnium Cultural, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart. El resto de ‘exconsellers’ quedaron en libertad con fianzas de 100.000 euros, pero Vox quería que todos ellos volvieran a prisión.

Suficiente soporte para la rebelión

En su informe el ministerio público sostiene que “existen suficientes elementos de soporte de la acción típica de rebelión, alternativamente de sedición y malversación”. Y cita la hoja de ruta de la ANC, el documento Enfocats, hallado en el domicilio del que era secretario general de Economía de la Generalitat, Josep Maria Jové.

También recuerda como todo el Ejecutivo catalán depuesto firmó el decreto de convocatoria del 1-O, “pese a conocer su ilegalidad” y el llamamiento que realizó a la población “para impedir con su actitud el cumplimiento de la decisión judicial del desarrollo” de esas votaciones.

Además, tiene en cuenta las “actuaciones en las que han existido actos de intimidación y violencia para impedir el cumplimiento de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado de los mandatos” durante los registros ordenados por el Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona.

Al ser Junqueras el vicepresidente del Govern, la fiscalía considera que existe riesgo de reiteración delictiva, ya que las conductas que se le imputan “han sido debida y minuciosamente planificadas y concertadas, sin que se trate de un hecho delictivo puntual y aislado, sino de un conjunto de actuaciones concatenadas finalísticamente y organizadas”.

Destaca su vinculación con “los actos de explosión violenta del 21 y 21 de septiembre en el registro de la Consejería de su titularidad”.  Bajos sus instrucciones se “favorecieron” o los mossos “no desplegaron ninguna actuación que pudieran ponerles término”.

Pese al pasaporte

En cuanto al recurso de Vox, la fiscalía sostiene que no se ha acrecentado el riesgo de fuga de los exmiembros del Govern excarcelados “no se ha incrementado ni siquiera por los intentos infructuosos y controlados por la policía y el juez de renovación del pasaporte”, que protagonizó Jordi Turull.

Respecto al de reiteración delictiva, el ministerio público considera que “la intensidad de esa pronosticable perseverancia” es diferente a la de los cuatro imputados que siguen en prisión.