El fiscal baja a 14 años la petición de pena para Millet y eleva a 8 la de Osàcar

El fiscal ha rebajado la pena de prisión solicitada para el expresidente del Palau de la Música Fèlix Millet de 27 años y medio a 14 años y nueve meses por el expolio de la entidad musical, y también ha bajado la pena que pide para su mano derecha, Jordi Montull, de 27 años y medio a 10 años y 10 meses, mientras que ha elevado medio año la petición de pena para el extesorero de CDC Daniel Osàcar, hasta ocho.

En el trámite de presentación de conclusiones definitivas, el fiscal Emilio Sánchez Ulled ha pasado a pedir para la hija de Montull, Gemma Montull, dos años de cárcel de los 26 que le pedía, ya que pasa de considerarla coautora a cómplice, con lo que ella podría evitar la cárcel.

Gemma Montull y Osácar

El fiscal ha tenido en cuenta como atenuante la confesión de los tres a la hora de fijar su solicitud de penas definitivas, pero para Daniel Osàcar en cambio ha pedido elevar la pena de prisión de siete años y seis meses a ocho años de prisión.

Más concretamente, le considera coautor de un delito de tráfico de influencias, de un delito continuado de blanqueo de capitales en concurso con un delito continuado de falsedad de documento mercantil y le pide una multa de diez millones de euros.

Respecto a Gemma Montull, el fiscal considera ahora que actuó en todo momento “constreñida por las indicaciones de su padre” y que su acción no fue imprescindible sino que la considera simplemente cómplice: esto, unido a la atenuante de confesión, justifica la reducción tan importante de la pena de prisión solicitada.

Así, le pide dos años por apropiación indebida y malversación, y otro año de cárcel por blanqueo de capitales sustituible con el pago de una multa de 14.400 euros, además de una multa de diez millones.

Millet y Montull

Sobre Millet y Montull, el fiscal les considera coautores de un delito continuado de malversación de caudales públicos y apropiación indebida, así como de un delito continuado de falsedades en documentos mercantiles, blanqueo, contra la Hacienda pública y cooperadores necesarios para el tráfico de influencias.

Sin embargo, les aplica las atenuantes de confesión y reparación del daño al haber depositado parte del dinero presuntamente expoliado en el juzgado, pero les exige una multa de 22 millones de euros a cada uno.

Comiso a CDC

El fiscal, además, mantiene la petición del comiso de 6,6 millones de euros a CDC por el dinero que presuntamente recibió de Ferrovial a través del Palau.

En sus conclusiones, el fiscal ha explicado que pasa de considerar que hubo dos grandes concursos delictivos a acusar de un solo concurso, al interpretar que la continuación delictiva apropiatoria es homogénea y solo hay un “gran delito continuado de falsedades en concurso con la rama apropiatoria”.

Rosa Garicano

Sobre la exdirectora general del Palau Rosa Garicano, reduce su complicidad a solo los delitos relacionados a la Fundació, reduciendo su pena, y la considera cómplice de un delito continuado de apropiación indebida, así como un delito continuado de falsedad en documento mercantil, por lo que le pide dos años y seis meses de prisión.

Las otras acusaciones, tanto la Fundación del Palau, como la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona (Favb) y el Consorcio han mantenido sus peticiones de pena sin rebajarlas pese a las confesiones.

El Consorcio de Palau decide no acusar a CDC

El Consorcio del Palau de la Música ha mantenido este miércoles su posición de no acusar a CDC en el juicio por el expolio de la institución musical por parte de su expresidente Fèlix Millet y su mano derecha, Jordi Montull, durante el trámite de presentación de las conclusiones definitivas.

Según fuentes jurídicas consultadas, con este trámite se consideran definitivas las conclusiones del Consorcio, aunque todavía cabe la posibilidad de que modificara esta postura si lo planteara a la sala con suficiente fundamentación jurídica y ésta lo aceptara, pero estas fuentes puntualizan que no hay jurisprudencia de un caso así y que sería inédito. Siempre dependerá del criterio de los magistrados y de los argumentos jurídicos que se aleguen.

El pleno del Parlament insta al Govern a acusar a CDC, después de que el Ejecutivo catalán votara en contra de hacerlo.

En cualquier caso, el Consorcio (Ministerio de Cultura, Ayuntamiento de Barcelona y Generalitat) no ha modificado este miércoles su postura de no acusar a CDC, pese a que los acusados confesaron en el juicio que el partido cobró comisiones de la constructora Ferrovial a cambio de concesiones de obras públicas camufladas como donaciones de patrocinio a la institución.

El Consorcio tomó la decisión de no acusar a CDC en su reunión del 12 de mayo, con los tres votos de la Generalitat y pese a los dos votos del Ayuntamiento de Barcelona (que está a favor de personarse en la causa contra el partido) y porque el Ministerio de Cultura, que tiene otros dos votos, se ausentó de la reunión.

En paralelo a la presentación de las conclusiones definitivas en el juicio, casi a la misma hora, el pleno del Parlament ha aprobado una propuesta de resolución de la CUP y otra de SíQueEsPot para instar al Govern a acusar a CDC en el caso Palau, después de que hace unos días el Ejecutivo catalán votara en el Consorcio en contra de hacerlo.

La iniciativa ha prosperado con el apoyo de todos los grupos menos del PDeCAT, que se ha abstenido, y el voto en contra de algunos independientes de JxSí: la votación ha dividido a la coalición, ya que ERC se ha alineado con la oposición y ha votado a favor de acusar a CDC.

Loading...