El fiscal Mueller pacta con Manafort, ex jefe de campaña, que colabore en su investigación a Trump

2

Paul Manafort, exjefe de la campaña electoral del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha llegado a un acuerdo con el fiscal especial Robert Mueller para declararse culpable de dos delitos: conspiración contra Estados Unidos y conspiración para obstruir a la Justicia.

El acuerdo implica que colaborará en la investigación que sigue Mueller para averiguar si hubo coordinación entre el Gobierno ruso y la campaña electoral de Trump para lograr la nominación republicana, primero, y la presidencial, después.

Así figura en unos documentos judiciales presentados este viernes en un tribunal de Washington y que permiten a Manafort reducir de nueve a dos la batería de delitos presentados contra él en el que sería su segundo proceso judicial.

En agosto ya fue condenado por ocho cargos de delitos económicos por un jurado popular y estaba previsto que el próximo lunes comenzase la selección de un nuevo jurado para analizar si había blanqueado dinero, manipulado testigos o cometido irregularidades al no registrarse como agente extranjero.

La concesión de Manafort ante Mueller es un simbólico golpe contra Trump, que el mes pasado elogió a su antiguo asesor precisamente por no haber llegado a un acuerdo, como sí hizo su exabogado personal, Michael Cohen.

“A diferencia de Michael Cohen, se negó a inventarse historias para llegar a un acuerdo. ¡Cuánto respeto por un hombre valiente!”, señaló el magnate neoyorquino a través de su cuenta en Twitter.

Trump considera a Mueller epicentro de una “caza de brujas” contra él y su entorno y no ha dejado de cuestionar sus investigaciones, cuyo principal cometido es esclarecer si Rusia interfirió de alguna forma en las elecciones presidenciales de noviembre de 2016.