El fiscal superior de Baleares dice que no hay riesgo de fuga en el ‘caso Nóos’

12

El fiscal superior de Baleares, Bartomeu Barceló, ha afirmado este miércoles que la prisión preventiva —una de las medidas cautelares que se barajan en el caso Nóos tras conocerse la condena a Iñaki Urdangarin— se tiene que acordar cuando hay riesgo de fuga, de ocultación de pruebas o de atentado contra intereses de las víctimas. “Ninguno de estos casos se va a dar”, según ha adelantado Barceló, que no quiere aventurar lo que pase en la vista de medidas cautelares que el fiscal Pedro Horrach solicitó minutos después de conocerse el fallo que condenaba a Iñaki Urdangarin a 6,3 años de prisión.

MÁS INFORMACIÓN



  • El fiscal se plantea “seriamente” pedir el ingreso en prisión de Urdangarin



  • La Audiencia condena a Urdangarin a 6 años y 3 meses de cárcel y absuelve a la Infanta

El tribunal de la sección primera de la Audiencia Provincial de Baleares ha convocado para el próximo jueves a partir de las diez y media de la mañana la vista de medidas cautelares solicitada por la fiscalía anticorrupción después de la sentencia por el caso Nóos, que ha condenado a Iñaki Urdangarin a seis años y tres meses de cárcel y al que fuera su socio Diego Torres a ocho años y medio. La vista se celebrará en la sede del tribunal en Palma y será a puerta cerrada, por lo que no podrá acceder el público.

“Es una cuestión que se tiene que decidir con la fiscalía anticorrupción, porque estos asuntos no depende de la fiscalía de aquí sino de anticorrupción”, ha señalado Barceló a las puertas de la Audiencia Provincial, en donde ha insistido en que “no es necesario que se pida la medida de prisión”.

El fiscal superior ha insistido en que la decisión la tiene que tomar el fiscal Pedro Horrach junto con anticorrupción, recordando que el ministerio fiscal es un estamento jerárquico y que las decisiones “no se pueden tomar a la ligera”. “El mando y ordeno es algo que ha desaparecido del ministerio fiscal pero hay que tomar las decisiones más o menos consensuadas, no se puede uno tirar a la piscina de cabeza sin más”, ha subrayado.

“Que no se va a dar ninguna orden directa, esto no funciona así porque eso está mucho más matizado”, ha recalcado Barceló que ha recordado que las penas en el caso Nóos superan los cinco años en conjunto pero no hay ningún delito por el que se haya impuesto una pena de cinco años. “No sé lo que va a pedir el fiscal”, ha recalcado.