Inicio Actualidad El futuro de Andalucía, en manos de un gabacho masón y felón:...

El futuro de Andalucía, en manos de un gabacho masón y felón: Valls advierte a Ciudadanos que no pacte con el PP

El candidato a la alcaldía de Barcelona y ex primer ministro francés, el masón Manuel Valls, ha advertido hoy a Ciudadanos de que “no puede haber compromisos” con el PP en Andalucía si esta formación política recibe el apoyo externo de Vox para desalojar a los socialistas del poder en el que llevan instalados desde hace 40 años.

Lo que no explica el francés de origen catalán cómo sería posible el cambio en Andalucía que han reclamado millones de electores en contra de la aritmética.

En un acto celebrado en el Conservatorio del Liceo barcelonés, titulado “40 años de constitucionalismo” y en el que ha participado junto al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, y la líder de la oposición en Cataluña, Inés Arrimadas, Valls ha aseverado que quien crea que la Constitución (CE) “permite la convivencia” no debe “jugar” con actores políticos que defiendan las mismas cosas que él defendía cuando formaba parte del gobierno galo.

El alcaldable independiente -que cuenta sin embargo con el apoyo de Cs- ha dicho que “el gran debate” actual es “entre los valores de Europa, la democracia, la igualdad entre ciudadanos, frente a los populismos”.

Por su parte, el presidente del PP-A y candidato a la Presidencia de la Junta, Juanma Moreno, ha alertado este miércoles de que el candidato de Ciudadanos (Cs), Juan Marín, ya se muestra “dispuesto a pactar con el PSOE-A” tras las elecciones del próximo domingo, desvelando así lo que, en su opinión, supone “un secreto a voces”.

Según cuenta OKdiario, ha habido ya contactos discretos entre ambas formaciones y en ellos el choque frontal, en forma de velada amenaza sobre quién será el presidente, se ha produciendo nada más empezar a hablar: “O el candidato de mi partido o iremos a otras elecciones”.

Ambas partes se están lanzando este mensaje y lo hacen convencidas de “llegar hasta el final”, negando cualquier responsabilidad en lo que sería un error histórico: no lograr el cambio en Andalucía por primera vez en Democracia cuando los números dan para ello. Fuentes populares y naranjas insisten en privado en que no van de farol y hasta piensan en responsabilizarse unos a otros de un posible fracaso en la negociación y una vuelta a las urnas, con el balón de oxígeno que ello supondría para la presidenta en funciones y candidata socialista, Susana Díaz.

Desde el PP las fuentes citadas subrayan que su candidatura, con Juanma Moreno Bonilla al frente, ha sido la segunda fuerza política, obteniendo más votos, escaños y porcentaje que la lista de Ciudadanos.

“Unos datos incontestables que legitiman plenamente a Juanma Moreno para ser el nuevo presidente de la Junta”, recalcan tales fuentes. Los populares sólo contemplan esta opción y no entrarán en ninguna componenda con el PSOE de por medio, como quiere Ciudadanos.

Por su parte, la organización naranja está poniendo en valor que es la única de las cuatro formaciones con representación parlamentaria en este momento que ha crecido en las urnas, duplicando su apoyo con respecto a las autonómicas de 2015, mientras que los populares han “perdido 7 escaños y 300.000 votos, obteniendo el peor resultado de su historia” en esta región, apuntan desde Ciudadanos.