Inicio Actualidad El gigante de motos eléctricas chino, Yadea, desembarca en España

El gigante de motos eléctricas chino, Yadea, desembarca en España

En un mundo en el que las marcas están apostando cada vez más por el modelo de ventas online y de suscripción, es extraño que surja una en el mercado que apueste precisamente por ello. Puede que Yadea no sea un nombre conocido para el público europeo, pero eso es algo que el fabricante quiere cambiar. Porque en Asia sí que se le conoce bien.

Es, de hecho, el segundo mayor fabricante del mundo de vehículos de dos ruedas; y el líder absoluto si se trata de modelos cero emisiones. Su catálogo incluye motos, ciclomotores, bicicletas y patinetes eléctricos, aunque en España se limitarán, de momento, a scooters y patinetes, según su director nacional,
Ernesto Ko.

Yadea representa, así, una gran amenaza para la marca de motos eléctrica nacional nacional,
Silence, que utilizará las antiguas instalaciones de Nissan en Zona Franca (Barcelona) para expandir su producción y nutrir de scooters eléctricos a Seat.

Las cifras que maneja el gigante chino son abrumadoras, con ventas de scooters, patinetes y bicicletas de más de 13,9 millones de unidades en 2021. En total,
más de 60 millones de personas usan sus productos.

En China,
la marca cuenta con 3.353 distribuidores en 28.000 tiendas físicas. Fuera del país, existen otras 12.000. El primer objetivo para España, según Ko, es «contar con una red de 200 puntos de venta de cara al final del ejercicio». Estos, además de actuar como vendedores también serán sus servicios oficiales.

Si bien sí que consideran que el canal online tendrá su lugar, el objetivo es centrarse en la venta tradicional, y, especialmente, enfocándose en los clientes particulares. «Empresas es muy relevante, porque tienen la necesidad de contar con flotas limpias para sus tareas de reparto en entornos urbanos», afirma Ko, «pero el mayor volumen vendrá de los usuarios que quieran cambiar el chip a la movilidad limpia».

El producto estrella de Yadea es el scooter C1 S, que cuenta con una autonomía de 100 kilómetros y, antes de ser distribuida por la filial española rondaba los 4.500 euros. Ahora, el precio es una incógnita, y lo seguirá siendo hasta que el fabricante presente su estrategia comercial para España, el 21 de junio.

Human Mobility

Una de las claves para el desembarco de una marca tan potente es el hacerlo de la mano de un socio que ya ha tenido éxito dando a conocer fabricantes orientales en Europa. Es el caso de Kymco, que se ha convertido en una de las marcas más vendidas dos décadas después de su llegada.

Human Mobility es, de hecho, la evolución de Kymco Mobility SA, el importador y distribuidor de la marca taiwanesa en nuestro país. Ahora, se encargará de hacer lo mismo con Yadea, operando ambos fabricantes de manera independiente.

«Somos una referencia en la movilidad en España», afirma Ko, que también preside Human Mobility, «tenemos un papel importante en la lucha contra el cambio climático y, con Yadea, hemos adquirido un nuevo compromiso sostenible».

Publicidad