El Gobierno acusa a Puigdemont de buscar la “ruptura de Catalunya”

“Lo que Carles Puigdemont busca no es la ruptura con España, sino la ruptura de Catalunya”.Ése es el análisis que hace el Gobierno central del estado de la cuestión catalana tras conocer la ley del referéndum que el presidente de la Generalitat presentó el pasado martes en el Parlament y en el Teatre Nacional de Catalunya.

El portavoz del Ejecutivo central, Íñigo Méndez de Vigo, ha acusado a Puigdemont, tras la celebración del Consejo de Ministros, de tratar de dividir a Catalunya al querer “someter a todos los catalanes a los dictados de una minoría, que ha perdido el sentido de las cosas y que no escucha ni a los suyos”.

“No le dan la razón ni los suyos”

Con ese comentario se refería a dos recientes dictámenes del Consell de Garanties Estatutàries. El primero de esos fallos consideró que incluir en el presupuesto de la Generalitat una partida para sufragar los gastos del referéndum no se ajustaba a derecho. Méndez de Vigo ha recordado que el Govern no atendió ese consejo, incluyó la partida para la consulta en sus cuentas y, ahora, el Tribunal Constitucional la ha anulado.

El segundo de los dictámenes se hizo público ayer y de nuevo “el Consell ve inconstitucional la reforma exprés que pretende el Govern, pues crece de las más elementales garantías jurídicas”, ha indicado el ministro. Y ha lamentado que, otra vez, el Gobierno de Puigdemont desoiga las recomendaciones del Consell, que vendría a ser algo asó como el Constitucional catalán.

“Una ley que no ha sido aprobada y cuya autoría se desconoce”

Tras destacar estos precedentes, Méndez de Vigo ha hecho una llamada a “la racionalidad” y ha recordado a Puigdemont que no puede celebrar el referéndum del 1 de octubre, porque “no tiene urnas, ni censo, ni junta electoral y los funcionarios no pueden participar”.

Por último, ha arremetido contra el contenido de ese ley del referéndum, que “no ha sido aprobada, ni remitida al Parlament, ni firmada y de la que se ignora su autoría”. La norma no establece una participación mínima para validar el resultado del hipotético referéndum, por lo que el portavoz ha destacado la “irracionalidad” que supone que “si votase una sola persona, se declararía la independencia”.

La “dificultad” del diálogo

Méndez de Vigo se ha referido también a la reunión que ayer mantuvieron el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. En ese encuentro se habló largo y tendido de la cuestión catalana. El líder socialista pidió al presidente que dé algún paso hacia el “diálogo” con la Generalitat y le anunció que, si el Ejecutivo no actúa, el PSOE presentará medidas legislativas.

“Llevamos dialogando desee la pasada legislatura. Diálogo no nos ha faltado”, ha afirmado el portavoz, pero ha insistido en que “es muy difícil” negociar “cuando la otra parte no quiere escuchar y lo fía todo a la celebración de ese referéndum que es ilegal”. “Para bailar el tango hacen falta dos personas ”,ha resumido.Y ha añadido que Sánchez no concretó cuáles son esas iniciativas que planea impulsar el PSOE: “Cuando las conozcamos, las estudiaremos”, ha prometido.

Loading...