Inicio Actualidad El Gobierno “amordaza” al Congreso tras el traslado del Consejo de Ministros...

El Gobierno “amordaza” al Congreso tras el traslado del Consejo de Ministros a los martes

Una de las primeras decisiones del primer Consejo de Ministros del Gobierno de Coalición fue la de adelantar al martes las reuniones semanales del Consejo de Ministros. La justificación para este cambio es, según explicó el propio presidente, “planificar” y anticiparse “a los acontecimientos”. La que parece es una decisión baladí, condicionará de facto la labor de control en sendas Cámaras y permitirá al gobierno controlar la agenda y reducir al mínimo la reacción de la oposición en el Congreso y en el Senado

Publicidad

Hay que tener en cuenta que con un gobierno en plena funciones, los días de mayor actividad en la Carrera de San Jerónimo son los martes, miércoles y jueves. Durante décadas, los martes por la mañana se reunía la Mesa – que califica las preguntas e iniciativas– y la Junta de Portavoces. Además, la actividad en la Cámara es frenética dado que comparecen en rueda de prensa todos los portavoces. Ahora, con este cambio de fecha, ese protagonismo lo compartirán -siempre que no haya cambios en la organización- con la reunión semanal del Consejo de Ministro.

Otra de las consecuencias afectará a las comparecencias de ministros en Comisión, que durante años se han ubicado en martes, pero a partir de ahora ya no será posible ya que a esa hora los miembros de gobierno estarán reunidos en La Moncloa para realizar las deliberaciones del Consejo de Ministros.

Menos margen para preparar la sesión de control al Gobierno

Otro de los temas que se verán afectados por esta decisión son las sesiones de control y el registro de las preguntas. Tradicionalmente se han celebrado los plenos de control al Gobierno los miércoles a las 09:00 de la mañana y hasta ahora, las preguntas a los ministros debían registrarse los jueves por la tarde de la semana anterior pero con opción a introducir cuestiones de última hora los lunes, 48 horas antes del Pleno, en función de lo aprobado el viernes por el Gobierno. Con esta modificación, los miembros de la oposición sólo podrá pedir explicaciones por las medidas aprobadas por el Gobierno ocho días antes, un periodo eterno en política, a no ser que se modifiquen los plazos y tiempos.

Por otro lado, las Cortes ya suelen tener su agenda ocupada los martes por la tarde y los miércoles y los jueves por la mañana con sus sesiones plenarias. Hay que tener en cuenta que al contar con un Parlamento más fragmentado -con un mayor número de partidos-, las sesiones plenarias serán más largas. No hay que olvidar que estos son días son los reservados para, por ejemplo, la aprobación o rechazo de los proyectos legislativos del Gobierno. Entre turnos de defensa de enmiendas y turnos de exposición, estos debates pueden alargarse demasiado. Para compensar la falta de ministros los martes, el Congreso habrá de recurrir a los lunes y a los viernes, fechas que hasta ahora los grupos pedían liberar para permitir a sus diputados estar en su circunscripciones.

Publicidad

Críticas de la oposición y firmeza del PSOE

Desde el PP y Ciudadanos han planteado este martes en la Junta de Portavoces un nuevo planteamiento sobre el régimen de plenos, que podría incluir la reordenación del tiempo para registrar las preguntas en el pleno al considerar que no habrá tiempo para registrar nuevas preguntas al presidente del Gobierno y a su Ejecutivo una vez termine la rueda de prensa del Consejo de Ministros de los martes.

La portavoz popular, Cayetana Álvarez de Toledo ha criticado que se trate de una “deriva autoritaria del presidente del Gobierno” y ha lamentado que el Congreso se encuentre ante la “degradación del Poder Legislativo”. En la junta de Portavoces ha propuesto que las comisiones del Parlamento se celebren los lunes y los martes y que los miércoles por la mañana se debatan las propuestas legislativas del Gobierno, para que por la tarde tengan lugar las sesiones de control al Ejecutivo y el jueves se estudien las iniciativas de la oposición.

Publicidad

Desde Ciudadanos, su portavoz Edmundo Bal ha criticado que “el Gobierno no tiene interés en escuchar a la oposición”. Por parte de Vox, Iván Espinosa de los Monteros ha alzado la voz para asegurar que Sánchez está haciendo “una utilización de las instituciones del Estado” y que el cambio de día de los consejos de Ministros “dificulta la labor de control”.

Sin embargo, desde el PSOE niegan que el cambio llegue a afectar al funcionamiento de las cortes, aunque se abren a estudiar las propuestas que tanto PP como Ciudadanos han prometido. La presidenta del Congreso ha emplazado a los grupos a estudiar la adaptación del Legislativo en la próxima reunión de la junta de portavoces, aunque fuentes del Congreso descartan que se realicen cambios porque “no se producen solapamientos entre la actividad del Gobierno y la del Congreso”.

El problema se agrava en el Senado

Con el cambio de día del Consejo de Ministros, los portavoces fijarán los temas a debatir en las sesiones plenarias sin saber que temas ha aprobado el Gobierno en sus reuniones, mientras que hasta ahora los temas se cerraban conociendo las medidas aprobadas en el Consejo de Ministros de la semana anterior, al celebrarse la reunión los viernes. El plazo para registrar las preguntas de la sesión de control al Gobierno finaliza el jueves por la tarde de la semana anterior al pleno en curso, aunque pueden cambiarse el siguiente lunes por actualidad. Al celebrarse la sesión los miércoles, la oposición no podría plantear cuestiones relacionadas con el Consejo de Ministros anterior al celebrarse una vez expirado el plazo para introducir cambios en las preguntas registradas.

El problema se agrava en el Senado dado que la sesión de control al Gobierno tiene lugar el mismo martes por la tarde. Esta coincidencia podría solapar, además, la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros con el inicio del control en la Cámara Alta lo que podría generar problemas si un ministro debe comparecer junto a la portavoz el mismo día que tenga que contestar a la oposición en el Senado.