El Gobierno avisa a Puigdemont de que la cumbre “es síntoma de unilateralidad”

La cumbre fijada en el calendario por el president Puigdemont para el 23 de diciembre para celebrar la cumbre por el referéndum a instancias de la CUP ha servido al Gobierno para dar un público toque de atención y dejar en evidencia a quienes a su juicio “están en otra cosa” diferente al diálogo. El portavoz del Ejecutivo central y ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, ha advertido de que esa cumbre que reunirá a los miembros del Pacte Nacional pel Dret a Decidir para tejer un consenso político y social en torno a la organización del referéndum “es un síntoma de unilateralidad” además de ser una “exigencia de los radicales de la CUP”.

En rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el portavoz ha querido dejar en evidencia la actitud del jefe del Govern en contraposición a la de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, que el pasado miércoles pasó por Barcelona para verse con los líderes de la oposición, Miquel Iceta (PSC) e Inés Arrimadas (C’s). Vigo ha recordado la inconveniencia de convocar dicha cumbre “cuando la vicepresidenta y el Gobierno están en posición de mano tendida con todas las fuerzas catalanas”. Pero enseguida ha querido dejar claro que la actitud de Puigdemont y del Govern en ningún caso va a hacer cambiar la del Ejecutivo central: “Vamos a continuar con esa política de diálogo que es lo que realmente importa”, ha garantizado.

Vigo ha sido más comedido que el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, quien este viernes ha defendido que los partidarios del diálogo con Catalunya son “mayoritarios” en España, por lo que ha abogado por “imponer” ese diálogo frente a la “especie de chantaje” que otros promueven, en alusión a la citada cumbre.

La convocatoria de la cumbre se produjo justo un día después de la visita de Santamaría a la capital condal, donde mantiene un despacho permanente en la sede de la Delegación del Gobierno, y apenas unas horas después de que viera la luz una entrevista con la diputada de la CUP, Anna Gabriel, en la que marcaba distancias con el Govern, al asegurar que habían perdido la confianza, y criticaba el chantaje de JxSí al vincular presupuestos y referéndum. La visita de Santamaría provocó las críticas del Govern y de JxSí, que afeaban al Gabinete de Rajoy que la vicepresidenta se viera antes con la oposición que con el Ejecutivo catalán, máxime cuando hay sendas invitaciones a encuentros bilaterales entre la propia Santamaría y Junqueras y Puigdemont y Rajoy.

Precisamente, sobre estos encuentros el portavoz ha asegurado que aún no hay fecha para las reuniones, si bien el presidente del Gobierno “está hablando con todos los presidentes autonómicos con el objetivo de preparar la conferencia de presidentes y espera que también esté Puigdemont. Por las palabras del portavoz pareciera que Rajoy y su Ejecutivo tienen entre manos la voluntad de celebrar la conferencia de presidentes, averiguar finalmente si acude el presidente catalán y entonces acometer los encuentros programados y aún sin fecha, con Puigdemont y Junqueras.

“Nosotros seguimos ofreciendo diálogo y esperamos que los ciudadanos vean quién está dando pasos en pro del diálogo y quién está instaurado en la unilateralidad”, ha lanzado Vigo, quien ha reiterado una y otra vez que el Ejecutivo tiene especial interés en que el jefe del Govern vaya a la conferencia porque “hay muchísimos motivos y materias de las que se puede hablar y en esto estamos”. Así, “los catalanes y españoles tenemos que tener en cuenta quién están en estos temas, en el diálogo y quién está en la unilateralidad”, ha reiterado.

Entre los motivos que el Ejecutivo de Rajoy ve para que Puigdemont acuda a la cita, Vigo ha comentado que “se va a hablar de problemas que afectan a la gente” y porque se haría “extraño” que un presidente de una comunidad autónoma “no acuda” cuando se van a tratar “temas educativos, de la tarjeta sanitaria…” que “son competencias transferidas” y, si no acudiera a esta cita, “pareciera que no le interesara estas cuestiones”, ha afeado. Así, “vamos a continuar mostrando la mano tendida”, mientras que otros son “impulsados por la radicalidad de algún socio de gobierno al que necesitan para aprobar los presupuestos”, ha diferenciado.

En cuanto a la visita de Santamaría a Barcelona, el portavoz simplemente ha comentado de que la vicepresidenta ha informado “con carácter general” de la visita y “ha hecho valoración positiva”, además de confirmar su “interés en ocuparse de esto” y ha animado a los ministros de que también lo hagan.

Loading...