El Gobierno deja en manos de Puigdemont las explicaciones sobre el aviso del atentado

“Corresponde a [Carles] Puigdemont decidir si acude o no al Parlament a dar explicaciones”. Así ha dado carpetazo el Gobierno a la polémica sobre el presunto aviso de la CIA a los Mossos d’Esquadra antes del atentado de Barcelona.

El portavoz, Iñigo Méndez de Vigo, ha dejado la responsabilidad de ofrecer (o no) más explicaciones al respecto en manos del president catalán porque, dijo, “es el juez [Andreu] y los expertos [en antiterrorismo] quienes tienen que hablar de estas cuestiones”. “El Gobierno no lo va a hacer”, admitió, desentendiéndose de la responsabilidad que, según la Generalitat, habría tenido la Administración central a la hora de descartar y dar poca credibilidad a las advertencias de Estados Unidos.

“Sólo voy a recalcar lo dicho por Mariano Rajoy. No debemos perder la perspectiva: los únicos culpables de los atentados son los terroristas”, insistió el también ministro de Educación, poniéndose de perfil ante esta cuestión. “Las fuerzas de seguridad, todas, trabajan intensamente y con eficacia en la prevención del terrorismo y debemos estar agradecidos a todas ellas”, añadió en la rueda de prensa posterior al primer Consejo de Ministros del nuevo curso político.

Méndez de Vigo no se mostró muy partidario de la petición de Ciudadanos para que el titular de Interior, Juan Ignacio Zoido, acuda al Congreso para ofrecer las correspondientes explicaciones. “Cada partido puede tomar las iniciativas que quiera, pero creo que el lugar más adecuado para llevar a cabo ese encuentro [entre Gobierno y partidos políticos] es el pacto antiyihadista“, opinó.

“Ahí es donde se puede llegar al objetivo: señalar que los culpables son los terroristas y que al terrorismo se le vence con la unión de los partidos, con las armas del Estado de Derecho y con la movilización social. Es ahí donde tenemos que estar todos, lo más importante es no mostrar fisura alguna”, agregó invitando a las formaciones observadoras a participar activamente en el pacto y agradeciendo la llamada de apoyo de la portavoz socialista, Margarita Robles, a Zoido, esta misma mañana.

Moncloa aboga así por desentenderse, siendo “cautos y prudentes”, de la polémica: quiere dejar las cuestiones políticas para el secreto del pacto antiyihadista y, las “operativas policiales” en manos “de quien tiene competencia para investigarlas: el juez Andreu”. “El Gobierno no va a hacer ningún comentario sobre la operativa policial. Nos ceñimos a la investigación judicial [de la Audiencia Nacional] que está bajo secreto de sumario”, incidió. “Si Puigdemont va al Parlament, será él quien decida si lo explica o no”, zanjó Méndez de Vigo.

(Habrá ampliación)

Loading...