El Gobierno dice ahora que unas elecciones no pararán el 155

El Gobierno quiso recordar este lunes a Carles Puigdemont que las medidas que ha preparado para desplegar el artículo 155 pueden adaptarse a las circunstancias y que, si está pensando en hacer una declaración unilateral de independencia (DUI), se podrá ver la versión más dura del precepto constitucional, aparte de la responsabilidad penal que conllevaría ese acto en concreto.

A la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría le gusta utilizar el término “gradual”, una palabra que recordó en Onda Cero cuando se le planteó qué pasaría si, una vez cesados los miembros del Govern catalán, los funcionarios desobedecen las órdenes del Ejecutivo central. Santamaría respondió que si esos funcionarios cumplen con las leyes, el Gobierno de Mariano Rajoy solo se asegurará de que los servicios públicos catalanes funcionen, pero si incumplen su tarea, se prevé que se ejerza la “potestad disciplinaria o la de organización” que corresponda. Además, en el acuerdo aprobado en el Consejo de Ministros se señala que “el incumplimiento” de los actos ordenados puede ser constitutivo de responsabilidad disciplinaria y “se podrá proceder a su exigencia, de acuerdo con los dispuesto en la normativa estatal y autonómica que resulte de aplicación, sin perjuicio de las responsabilidades patrimoniales, contables, penales o de otro orden a que pudieran dar lugar”.

‘BOE’, Consejo de Ministros, cese

Sáenz de Santamaría no quiso concretar qué pasaría si Puigdemont declara la independencia y justo después convoca elecciones al Parlament. “Me niego a entrar en los “y si…”, contestó ante esa hipótesis. Fuentes del Ejecutivo dan por hecho que, si el ‘president’ llamara a las urnas, sería al amparo de las leyes de desconexión, y por tanto, no se frenaría el 155. Otra cosa sería que Puigdemont convocara a los catalanes y olvidara la DUI. Albert Rivera (C’s) da por hecho que entonces el proceso para intervenir Catalunya se detendría, algo en lo que también coinciden PP y PSOE.

Al jefe del Ejecutivo catalán se le acaba el margen. En el Senado estos días se debatirán las medidas y fuentes de algunos partidos aseguran que intentarán suavizar el impacto del 155 en áreas como los medios de comunicación y el Parlament. Los senadores lo votarán y, como el PP tiene mayoría absoluta, se descartan las sorpresas. Después, para que sea efectivo, tiene que ser publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y una vez esté negro sobre blanco el Consejo de Ministros debe reunirse. En esa convocatoria, el Gabinete de Rajoy ejecutará lo incluido en el acuerdo: el cese de Puigdemont y todo su Gobierno. En la Moncloa no quisieron concretar este lunes el calendario y no confirmaron si ese Consejo de Ministros se hará el viernes (tras un BOE electrónico) u otro día, para dar más margen a Puigdemont. Después Rajoy decidirá si coloca a un mando único como responsable de la intervención de Catalunya.

Loading...