Inicio Actualidad El Gobierno espera que el informe del CNI le dé razones para...

El Gobierno espera que el informe del CNI le dé razones para destituir a su directora y contentar al separatismo

El Gobierno hará público este martes el informe que ha elaborado sobre los móviles de los ministros a raíz de tener conocimiento de que el teléfono del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el de la ministra de Defensa, Margarita Robles, fueron espiados presuntamente a través del sistema de Pegasus. Es el informe con el que sueña el Ejecutivo que les dé motivos para ofrecer la cabeza de la directora del CNI, Paz Esteban, a sus socios de Gobierno y así aplacar el malestar de los independentistas, con el presidente catalán Pere Aragonés a la cabeza.

Tal y como cuenta el diario El Mundo, Moncloa tenía previsto destituir a la responsable del CNI pero su comparecencia en el Congreso justificando el espionaje por orden judicial paró las intenciones del Gobierno. Ahora esperan cargarse de razones. En Libertad Digital ya apuntamos que desde dentro del Centro Nacional de Inteligencia se daba por amortizada a Paz Esteban a pesar de que han mostrado su apoyo a la máxima responsable de la Inteligencia en España.

Según fuentes del Ejecutivo, este martes se informará del trabajo realizado por el Centro Criptológico Nacional sobre los terminales de los ministros, que tuvieron que entregar los móviles para su análisis hace poco más de una semana.

Alguno de los ministros consultados ha explicado a Europa Press que ya les han devuelto el teléfono, pero sin un informe concreto sobre su situación, aunque en algún caso sí se les ha informado sobre si había estado infectado con spyware o no.

La decisión de analizar los móviles de todo el Gobierno se produjo a raíz de saber que el teléfono de Pedro Sánchez y el de Margarita Robles fueron espiados en mayo y junio del pasado año. Y esta intrusión se descubrió, a su vez, a raíz de la publicación del informe por parte de The Citizen Lab, de un presunto espionaje a 63 independentistas catalanes.

En el caso del móvil de Pedro Sánchez, el informe aportado en la denuncia presentada en la Audiencia Nacional refleja que la primera entrada tuvo lugar entre el 17 y el 18 de mayo, justo después de que se produjera la entrada masiva de más de 10.000 inmigrantes marroquíes en Ceuta. De hecho, el 18 de mayo, Sánchez visitó la ciudad autónoma y también Melilla acompañado del ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska.

La segunda vez habría tenido lugar cuando el presidente del Gobierno se encontraba con el primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki, en Alcalá de Henares con motivo de la XIII Cumbre Hispano-Polaca. Ese día, Marruecos publicó un comunicado en el que indicó que la crisis diplomática estaba motivada por la postura del Gobierno respecto al Sáhara, no por la acogida del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali.

Precisamente, éste último declaró el 1 de junio como imputado ante el juez Santiago Pedraz en la Audiencia Nacional por la querella presentada por la Asociación Saharaui para la Defensa de los Derechos Humanos (ASADEH) por genocidio y horas más tarde voló de regreso a Argelia.

En cuanto al móvil de Margarita Robles, los informes indican que "fue infectado por Pegasus en junio de 2021; se produjo exfiltración de información del dispositivo debido a esta infección en esas fechas; y actualmente el móvil no presenta indicadores conocidos de infección en curso de Pegasus", según recogía el juez de la Audiencia Nacional José Luis Calama en las diligencias previas que ha incoado.

Según cuentan en el PSOE, la directora del CNI sigue en el cargo porque actuó amparada por la ley y porque "a día de hoy no hay una sola información ni una sola razón para que no esté en su puesto", pero en cuanto se sepa por qué no se detectó que se espió el móvil del presidente y de la ministra o por qué no se ha dado a conocer hasta un año después, se tomarán "decisiones con contundencia y determinación".

"Esperemos a ver qué dice ese control interno, qué dicen las conclusiones y veremos si hay que llevar a cabo exigencias y responsabilidades", dijo este lunes Felipe Sicilia, portavoz del PSOE en el Congreso.

Publicidad