Inicio Actualidad El Gobierno kirchnerista reafirma su adhesión a Maduro

El Gobierno kirchnerista reafirma su adhesión a Maduro

El presidente argentino, Alberto Fernández, finalmente decidió formalizar su decisión de retirarse del bloque regional que denuncia los excesos de la dictadura de Nicolás Maduro en Venezuela y que brinda respaldo al presidente interino, Juan Guaidó.

A través de un decreto publicado recientemente, el jefe de Estado justificó su posición asegurando que las acciones que el Grupo de Lima “ha venido impulsando en el plano regional e internacional han sido contraproducentes a la hora de buscar una salida consensuada con todos los actores relevantes de la política local”, certifica el documento.

Mientras el presidente interino, Juan Guaidó, se reúne por estas horas con el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, y en el marco de la sistemática persecución a opositores que hay en Venezuela, el Gobierno argentino reafirmó su alineamiento con el régimen del dictador Nicolás Maduro.

El documento oficial argentino con el que se actualizaron los lineamientos de la política de defensa kirchnerista, la administración de Alberto Fernández se expresó sobre la actualidad venezolana considerando que «la crisis política, económica y humanitaria se exacerbó por la pandemia y las sanciones impuestas por la comunidad internacional», justificando de esta manera la salida de Argentina del Grupo de Lima.

Publicado en el Boletín Oficial, con las firmas del presidente Fernández, del jefe de Gabinete Santiago Cafiero y de los ministros, de Defensa Agustín Rossi, y de Relaciones Exteriores, Felipe Solá, el decreto 457/2021 aprueba “la actualización de la ‘Directiva de Política de Defensa Nacional”. Es decir: determina los “lineamientos, prioridades y restricciones” en materia de Defensa.

La decisión del Poder Ejecutivo fue acompañada, además, por un anexo de 39 hojas en las que el Gobierno argentino hace previamente un “diagnóstico y apreciación del escenario global y regional” para luego plantear los tableros “estratégico-militar”, “económico-comercial”, y “transnacional” sobre los cuales se estipularon las bases de la actualización de la directiva en materia de defensa.

Según lo publicado en el Boletín oficial, Argentina está “comprometida con el principio de no intervención en los asuntos internos de otros estados”. Si bien se sostiene que “sigue con preocupación la crisis política, económica y humanitaria”, también se considera que la misma fue “exacerbada por la pandemia del covid-19″, una definición similar a la que se expresó sobre la represión en Cuba acontecida en días pasados.

Bajo el argumento de “bloqueos físicos y financieros que agravan aún más el sufrimiento del pueblo venezolano”, el Gobierno socialista argentino se alinea detrás del discurso oficial del chavismo.

Alberto Fernández considera que la crisis en Venezuela se aceleró por la pandemia y también por las sanciones impuestas contra la dictadura de Maduro y es por eso que justificó su salida del Grupo de Lima.

En las consideraciones de esta decisión, Argentina “condena las sanciones que pesan sobre Maduro y su dictadura» y sostiene que “la comunidad internacional tiene el deber de colaborar en la facilitación del diálogo entre las partes y en la búsqueda de una salida política en el marco de los mecanismos institucionales y constitucionales vigentes”. 

“En este contexto, las elecciones regionales de este año se presentan como una oportunidad para comenzar a trabajar con una estrategia que vertebre desde abajo hacia arriba un sistema político afectado por la apatía que produjeron en el electorado y la sociedad civil las estrategias de boicot, vaciamiento e instrumentalización por parte de oposición y oficialismo”, concluye.

Aunque las críticas se dejan oír cada vez más en contra del régimen impuesto por Nicolás Maduro, el Gobierno de Alberto Fernández vuelve a ratificar su apoyo y adhesión a Venezuela.


Publicidad