Inicio Actualidad El Gobierno se escuda en la Complutense para justificar las firmas de...

El Gobierno se escuda en la Complutense para justificar las firmas de Gómez avalando UTE

Moncloa trata de establecer un cordón sanitario en torno a Begoña Gómez y sus relaciones con empresarios. Los ministros y portavoces se aferran a descalificar las últimas informaciones asegurando que es «humo, bulo e infamia» pese a que, como ha revelado El Confidencial, aparece la firma de la esposa del presidente avalando a una UTE que luego consiguió una adjudicación.

Fuentes del Ejecutivo tratan de vincular la aparición su rúbrica con su puesto en la Universidad Complutense, como co-directora de un Máster en Fundraising. «Es la Complutense quien firma», sentencian pese a que aparece el nombre de Begoña Gómez junto a su cargo. La cuestión es si no había otra persona capaz de firmar esa recomendación en el centro universitario o incluso en el propio máster, ya que la decana y la otra directora del máster, Aurora Castillo, no sale en el documento. Una pregunta que queda sin responder.

En Moncloa tratan de equiparar la firma de Gómez, mujer del presidente del Gobierno, con la firma de otras entidades que avalaron a la UTE de Carlos Barrabés, como el Secretariado Gitano o la Gerencia de Empleo del Ayuntamiento de Madrid que recomendaron su idoneidad basándose en experiencias previas. La diferencia estriba en que Gómez es la mujer del presidente del Gobierno que iba a conceder el contrato de 7 millones de euros. Fuentes del Ejecutivo afirman que «el procedimiento fue impecable» y acusan a los medios de «titulares insidiosos».

Dirigiendo un máster sin titulación

La otra cuestión es cómo la mujer del Presidente del Gobierno se dedica a impartir cursos sobre cómo conseguir fondos públicos. En Moncloa defienden que Begoña Gómez esté al frente de un máster y una cátedra pese a no tener titulación universitaria. Además del mencionado máster en Fundraising, técnicas para recaudación de fondos públicos, la mujer de Sánchez también dirige una Cátedra en la Universidad Complutense sobre «Transformación Social Competitiva».

Gómez no es ni licenciada, ni catedrática. Sólo tiene una titulación «M&B Escuela Superior de Marketing y Negocios», una entidad privada que no exigía pasar la selectividad y cuyo diploma no se puede convalidar como estudio universitario. En el Gobierno defienden que la Complutense «dentro de la autonomía universitaria» es la que «se encarga de seleccionar» a su claustro de profesores y a las que personas que dirijan sus másteres o cátedras. «Se encargan de seleccionar a los mejores», sentencian pese a que la cuestión que sobrevuela todo el asunto es por qué se le encarga a la mujer del presidente del Gobierno dirigir estos cursos