El Gobierno solo hablará con Puigdemont de cauces legales y constitucionales

Diálogo sí, pero dentro de la ley que desde la Generalitat se ha vulnerado en el Parlamento de Cataluña en sus sesiones de los días 6 y 7 de septiembre con la aprobación de leyes que han sido suspendidas por el Tribunal Constitucional. Este es el espíritu de la respuesta que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, dará a la carta firmada por el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, el vicepresidente, Oriol Junqueras, la presidenta del Parlamento, Carme Forcadell y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau en la que le piden negociar la celebración de un referéndum sobre la separación de Cataluña del resto de España.

“El gobierno siempre está dispuesto al diálogo, como ya le ha expresado en distintas ocasiones al presidente de la Generalitat pero no puede negociar con el incumplimiento del marco constitucional”, señalan fuentes gubernamentales ante esa carta que también ha recibido para su conocimiento el jefe del Estado, Felipe VI. “Se puede dialogar a través de los cauces legales previstos en el ordenamiento jurídico y constitucional como ya le ofreció el presidente del Gobierno al presidente de la Generalitat en el mes de mayo” recuerdan estas fuentes. Entonces, Puigdemont pidió diálogo y Rajoy le sugirió que viniera al Congreso de los Diputados a exponer sus posiciones,

Ahora la situación ha empeorado toda vez que el Parlament aprobó con procedimientos excepcionales que dejaron sin voz a las minorías una ley del referéndum y otra de desconexión de Cataluña de España que ya han sido suspendidas por el Tribunal Constitucional. En este marco la respuesta que da el Gobierno es de mayor dureza que la expresada en mayo al reprochar que la Generalitat se ha instalado fuera del orden legal. La respuesta por carta se producirá en las próximas horas pero el fondo será similar al que dio Rajoy el 25 de mayo. “A nadie se le oculta que la propuesta política a la que se me invita consiste en pactar con el gobierno que usted preside la forma de vulnerar el núcleo esencial de la Constitución española”, escribió Rajoy entonces en respuesta a la propuesta de negociar la celebración de un referéndum. Las leyes españolas “prevén mecanismos para plantear las aspiraciones políticas siempre y cuando se proceda por los cauces democráticamente previstos y conciten el apoyo parlamentario necesario”, recordó Rajoy a Puigdemont en el mes de mayo y volverá a hacerlo en la nueva carta con idéntica petición de que el Gobierno de España le permita convocar ese referéndum.

Loading...