“El Gordo ha tocado en un barrio donde la gente lo está pasando mal”

El barrio de la Trinidad, en el centro de Málaga, se ha convertido en una fiesta este viernes nada más conocerse que el Gordo de la lotería de Navidad había caído en la administración La Biznaga, en la calle Mármoles, 48. Una zona trabajadora y humilde donde el 71198 ha provocado los llantos de felicidad de agraciados, amigos y familiares.

Laura Ramírez no cabe en sí misma de alegría. Aún no termina de creerse la noticia, aunque ella no ha sido la agraciada, sino su abuela, que vive en Huelva y cada año compra su décimo en La Biznaga. “Ya que ella no está aquí, he venido yo a celebrarlo”, cuenta sonriente. No para de abrazarse con Lina Durán, la propietaria de la administración, con la que posa plena de felicidad ante las cámaras: “Este es tu número, abuela”, grita ante las miradas de los periodistas y curiosos que se han acercado hasta el lugar. “El dinero no es mío, pero lo que caiga bueno es”, sentencia.

Es una ilusión enorme. No me ha hecho ni falta que me toque a mí, no pensaba que diera tanta alegría esto”

Lina Durán

Administración de lotería La Biznaga

Lina Durán no puede contener las lágrimas. Con su camiseta en la que pone Primer premio vendido aquí, atiende a todos los medios y abraza a los agraciados que llegan a la administración que regenta desde hace 27 años tras heredarla de su madre, unos 50 años en manos de su familia, según explica. “Es una ilusión enorme. No me ha hecho ni falta que me toque a mí, no pensaba que diera tanta alegría esto”, explica Durán tras repartir el mayor premio que La Biznaga ha dado en su historia.

Han vendido 320 décimos del primer premio, casi 130 millones de euros repartidos entre la ventanilla, un grupo de trabajadores del Ayuntamiento, una panadería y un gimnasio. “Sabemos de gente a la que le hacía mucha falta este dinero, personas trabajadoras”, comenta Durán. “Ayer a última hora vino un chico joven y compró un décimo. Esta mañana ha venido a vernos loco de alegría y nos ha dicho que pensó en comprar dos, pero su situación económica no se lo permitía. Tiene problemas con el banco y lo estaba pasando mal, así que imagínate”, explica Lina.

Esto nos hacía mucha falta. Lo primero que vamos a hacer será un viaje todos juntos y celebrar bien la Nochebuena”

Rocío

Premiada con el Gordo

“¿Me has visto por la tele? No me lo creo, esto es increíble”, dice Rocío tras descolgar el móvil. No para de recibir llamadas. Esta joven de 31 años ha resultado agraciada con el gordo junto a otros cinco miembros de su familia que también jugaban al mismo número. “Esto nos hacía mucha falta. Lo primero que vamos a hacer será un viaje todos juntos y celebrar bien la Nochebuena”, explica sin aún terminarse de creer lo que está viviendo.

Cuando los niños de San Ildenfonso cantaron el Gordo, Lina acababa de salir de la administración para hacer un recado por lo que no se pudo enterar en el momento. “Cuando volvía, mi hijo me ha llamado y me ha dicho que había caído en Málaga y que acababa en 98, entonces me ha dicho el número completo y he dicho: ‘ese lo tengo yo’. Cuando he visto la puerta, estaba llena de gente”, cuenta sosteniendo las lágrimas de emoción.

Mientras los afortunados no paran de celebrar su dicha, Patricia Carrillo, propietaria de la administración de La Tribuna de los Pobres, del mismo barrio, llega para felicitar a Lina. No obstante, ella también ha repartido felicidad en esta jornada con un quinto premio, el 00580, del que vendió un décimo en terminal. “Me he enterado por el agraciado, un conocido que lo compró ayer por la tarde. Me alegro mucho porque es una persona muy trabajadora y, además, hoy es el cumpleaños de su mujer”, explica.

La administración ha vendido 320 décimos del primer premio, casi 130 millones de euros

Loading...