Inicio Actualidad El Govern planteará nuevas restricciones como limitar reuniones, cenas y escapadas de...

El Govern planteará nuevas restricciones como limitar reuniones, cenas y escapadas de fin de semana

El Govern se plantea nuevas restricciones que afectarán a la actividad social de los catalanes y que entrarán en vigor esta misma semana para tratar de atajar los contagios de coronavirus, según ha explicado este mediodía el vicepresidente catalán, Pere Aragonès.

«Es imprescindible reducir la actividad social», ha señalado Aragonès, que ejerce las atribuciones de presidente de la Generalitat tras la inhabilitación de Quim Torra. Aunque no ha especificado cuáles serán estas nuevas medidas, la idea del Govern pasa por hacer reuniones y cenas solo cuando sea imposible evitarlo, minimizar los encuentros físicos con otras personas, evitar escapadas de fin de semana o actividades de ocio como partidos de fútbol entre amigos.

Se avecinan “días difíciles”

En una rueda de prensa que ha ofrecido en Badalona junto a la consellera de Salud, Alba Vergés, tras visitar el Laboratorio Clínico de la Metropolitana Norte en el Hospital Germans Trias i Pujol, el vicepresidente ha adelantado se avecinan «días difíciles» y que el Ejecutivo está «trabajando internamente» para diseñar esas nuevas medidas que afectan a múltiples departamentos.

Además de reducir la actividad social, el Govern concretará su propuesta de recomendar a las empresas que apuesten por el teletrabajo y la posibilidad de las Universidades realicen toda su actividad de forma no presencial como ya avanzó el domingo el secretario de Salut Pública, Josep Maria Argimon.

Riesgo de rebrote

Lo que el Govern quiere evitar con estas nuevas iniciativas es el auge del Covid-19, que sigue avanzando en Cataluña y ha alcanzado ya un riesgo de rebrote (EPG) de 311 puntos -cuando a partir de los 100 puntos se considera ya alto-, una situación ante la que el Govern pide más «sacrificio» a la ciudadanía.

Es necesario «un paso más en el compromiso de la ciudadanía», más allá de las conocidas medidas de «manos, distancia, mascarilla»: «Hay que sacrificar actividad social para garantizar la salud de las personas en las próximas semanas y un nivel adecuado de respuesta del sistema sanitario», ha insistido Aragonès.

Medidas especiales en el Vallès

«O multiplicamos nuestras actuaciones contra la Covid-19 o la Covid-19 se multiplica», ha resumido el vicepresidente, que ha dado cuenta del «momento complicado» que atraviesa Cataluña y lo ha enmarcado en el contexto de los datos epidemiológicos de buena parte del resto del Estado y de Europa.

También ha subrayado que Cataluña ha ganado en estos meses «capacidad de anticipación» al virus, lo que «permite tomar mejores decisiones»: «Es hora de que actuemos con la máxima responsabilidad y hagamos todos los esfuerzos necesarios», ha insistido.

Vergés, que ha precedido a Aragonès en el turno de palabra, ha animado a los catalanes a actuar como «un equipo de 7,5 millones de personas».

Por otra parte, el Plan Territorial de Protección Civil de Cataluña (Procicat) ha aprobado hoy aplicar medidas especiales para frenar el avance del virus en quince municipios del Vallès Occidental: Badia del Vallès, Barberà del Vallès, Castellar del Vallès, Castellbisbal, Cardanyola del Vallès, Matadepera, Polinyà, Ripollet, Rubí, Sabadell, Sant Cugat del Vallès, Sentmenat, Terrassa y Viladecavalls.

Dos residencias universitarias afectadas

Asimismo, dos residencias universitarias barcelonesas han sido foco de contagios en las últimas horas: según datos del 10 de octubre, en el colegio mayor Penyafort-Montserrat se han detectado 48 positivos -y otros 150 contactos estrechos deben hacer cuarentena-, mientras que en Aleu se han registrado 16 positivos -y otras 26 personas deben seguir aisladas-.

Asimismo, Vergés ha anunciado que en Cataluña se comenzará a aplicar una nueva técnica, llamada pooling, con la que se pueden agrupar ocho pruebas de coronavirus en una sola analítica.

Esta nueva técnica se aplicará en zonas de baja prevalencia del virus, donde se presume que la mayoría de test serán negativos, de forma que con un solo análisis se podrán resolver hasta ocho pruebas; si se detectara un positivo, los ocho casos deberán analizarse por separado.

Todo ello, el día en que el departamento de Salut ha notificado 1.845 nuevos contagios al tiempo que 873 personas permanecen hospitalizadas a causa del virus, lo que representa 71 más que la víspera, mientras que los pacientes ingresados en la UCI son 151, quince más que el domingo.

¿Se respeta la norma de la distancia social para evitar contagios?