El hiyab de la polémica de Nike sale a la venta

Tal como anunció el pasado marzo, Nike acaba de poner a la venta el Hijab Pro, el pañuelo deportivo para la cabeza específicamente pensado para las atletas musulmanas. Aunque su lanzamiento estaba previsto para la próxima primavera, la marca deportiva ha comenzado a venderlo en tiendas seleccionadas de Macy’s y, desde el jueves, 7 de diciembre, en su página web, y en algunas otras tiendas físicas. El modelo, en color negro y piedra, se venderá por unos 30 euros en las tallas XS / S / M y L.

Para muchas mujeres se trata de toda una revolución, ya que la prenda les permitirá participar en competiciones deportivas, algo que levanta ampollas en los países islámicos más conservadores.

La esgrimista olímpica Ibtihaj Muhammad, que hace un par de semanas lanzó una Barbie a su imagen y semejanza y con hiyab, es una de las protagonistas de los anuncios del Hijab Pro. 

La campaña de Nike también cuenta con otras atletas, como la patinadora artística Emrati Zahra Lari, la boxeadora Zeina Nassar y la levantadora de pesas Amna Al Haddad.

Según explica la esgrimista Muhammad, hasta ahora ha utilizado pañuelos bajo el casco demasiado gruesos, pesados, que le hacían sudar y además dificultaba su audición. En numerosas ocasiones, ha recordado en un comunicado, los árbitros le hacían advertencias y ella no las escuchaba bien, por lo que al final perdía el punto. El pasado verano, en agosto, probó el prototipo de la firma deportiva: “De repente, podía oír. Sentía que mi cuerpo podía enfriarse mejor y más rápido”, recuerda. A su juicio, la prenda ayudará a que el deporte sea un “espacio inclusivo”.

El Hijab Pro, en cuyo diseño se ha trabajado durante 13 meses, está realizado en un tejido ultratranspirable y flexible que se adapta a cualquier deportista. “Está hecho de una sola capa de poliéster en colores neutros, con pequeños agujeros para que sea transpirable”.

Una “oportunidad” para la competición

La corredora egipcia Manal Rostom, una de las primeras mujeres que probó la prenda, explicó en la cadena Al Arabiya que “no se trata solo de ofrecer un producto a las mujeres árabes y musulmanas, sino de dar una oportunidad a aquellas que aplazan la idea de llevar el velo para competir”

Vídeo viral 

El pasado febrero Nike ya calentaba motores celebrando los éxitos de cuatro deportistas árabes con un vídeo que se hizo viral.

Y después de aquello, ahora Nike cierra el círculo apostando por la “normalización de una prenda, el hiyab, en el deporte”.

Críticas por oportunista

Sin embargo, no todo el mundo ve con los mismos ojos la estrategia, y echan en cara al gigante deportivo su oportunismo al solo pretender sacar rédito de un nicho de mercado.

Entre los comentarios negativos que se han publicado al respecto en las redes, destacan los que vinculan la prenda con un freno contra el feminismo: “¿Está reñido el feminismo con llevar la cabeza cubierta?”, o “Nike, con su hiyab de competición. Supongo que el cinturón de castidad reglamentario estará al caer”, decía otra usuaria. “Nike contesta a Trump así: diseña una nueva imagen de su marca con hijab. ¿Es esto defender el feminismo?”, han escrito también en Twitter.

El debate está abierto. 

Prenda de moda

Lo que está claro es que la moda ya hace tiempo que se ha fijado en esta prenda. Al año mueve unos 96.000 millones de dólares en todo el mundo y muchas grandes marcas de lujo se han volcado con el mercado islámico en los últimos años, como es el caso de la Abaya Collection de Dolce&Gabbana.

Otras firmas como H&M, Mango, Donna Karan, Zara Tommy Hilfiger, entre otras, comercializan sus propias colecciones para el mercado islámico. Además, las blogueras de moda que usan velo son también un fenómeno en las redes y una de las estrellas de la pasarela de Nueva York y Londres ha sido la modelo musulmana Halina Aden. 

Debate en Francia

Ante tal profusión de lanzamientos de las firmas de moda, en Francia se abrió un debate hace un año, en el cual participó la propia ministra del Derecho de la Mujer, Laurence Rossignol, que llegó a calificar de “irresponsables” a las empresas que apuestan por esta estrategia. “No puede admitirse como banal o anodino que estas grandes marcas inviertan en ese mercado”, dijo en un tuit entonces.

Sigue a Extra en Facebook

Loading...