El jefe de la policía de fronteras de Estados Unidos deja el puesto

El jefe de la Policía de Fronteras (Border Patrol) de Estados Unidos, Mark Morgan, ha abandonado su puesto este jueves, al día siguiente de que el presidente Donald Trump firmara órdenes ejecutivas para reforzar la agencia fronteriza y construir un muro con México. Varias fuentes internas anónimas del cuerpo dijeron a Associated Press y a Reuters que Morgan ha llamado a sus subordinados para decirles que no ha dimitido, sino que la Administración Trump le ha pedido que deje el puesto. Fue nombrado hace seis meses.

Morgan era un personaje externo en la Border Patrol. Comenzó como policía en Los Ángeles y después hizo una carrera de 20 años en el FBI en la que se especializó en inteligencia de la frontera. Formó parte de la comisión de asuntos internos que estudió las prácticas dudosas de la Border Patrol en cuanto al uso de la fuerza. Fue nombrado el pasado junio como jefe del cuerpo. La Administración de Barack Obama buscaba en él precisamente alguien externo a la policía fronteriza, en vez de un jefe que hubiera ascendido dentro del cuerpo.

El pasado marzo, un sindicato llamado Border Patrol Council que asegura representar a 18.000 de los más de 21.000 agentes que tiene esta policía, anunció su apoyo a Donald Trump como presidente. Nunca antes se habían implicado. El apoyo fue controvertido dentro de esta policía, cuyos expertos en general ven inútil la construcción de un muro en la frontera y que llevan años diciendo que una mayor cooperación con México es la mejor forma de frenar tanto la inmigración como el crimen transfronterizo.

El apoyo de este sindicato ha sido cacareado por Trump sin parar durante la campaña. Los líderes de este sindicato han criticado repetidamente en los medios a Obama y a Morgan a través de medios como Fox y Breitbart. En este último, el sindicato publicó una nota diciendo que Morgan era “una desgracia” para el cuerpo. El director de la web ultraderechista Breitbart, Steve Bannon, es ahora el estratega jefe de la Casa Blanca.

Loading...