El juez belga decidirá sobre la extradición de Puigdemont el 14 de diciembre

Los abogados del ex presidente de Catalunya Carles Puigdemont han defendido la no extradición del ex líder de la Generalitat ante el juez belga porque los hechos por los que el Estado español emitió la euroorden “no son constitutivos de delito conforme el ordenamiento jurídico Belga”. Además, también han argumentado que, de producirse dicha extradición, “no hay suficientes garantías que en España haya un juicio justo conforme a los ordenamientos jurídicos internacionales”.

Así se ha expresado Luis Alonso-Cuevillas, uno de los abogados del equipo de Puigdemont, tras una vista ante el juez belga de primera instancia que ha empezado a las 9.00 horas y se ha alargado por más de tres horas, hasta las 12.30 horas.

“El fiscal ha pedido mantener la petición de extradición, mientras que la defensa hemos mantenido y desarrollado el argumental conforme el que entendemos que no debe procederse”, ha apuntado Cuevillas.

El abogado ha recalcado que “el juez prefiere” tomar una decisión “pausadamente”, por lo que el magistrado decidirá sobre la extradición de Puigdemont el próximo 14 de diciembre. “Ha sido una vista extensa, copiosa de alegaciones por escrito”, ha destacado.

“España vulnera los derechos humanos”

Uno de los abogados de Carles Puigdemont en Bélgica, Paul Bekaert, ha asegurado en una entrevista en el diario L’Echo que “España vulnera los derechos humanos” y que “se puede rechazar una extradición” en base a este argumento.

En la entrevista, Bekaert asegura que “cuando se trata de autonomía y minorías, Madrid aprisiona la gente, es así”. Según él, el presidente Puigdemont “no está en fuga”. “Ha decidido seguir su combate político, y lo hará mejor aquí que en la cárcel”, ha defendido el abogado flamenco. Para Bekaert, “el único camino a seguir es que España retire la orden de arresto europeo” contra Puigdemont y los cuatro consejeros cesados.

Es una cuestión de democracia, no de ser nacionalista”

​​El abogado defiende que el caso del presidente catalán “es una cuestión de democracia, no de ser nacionalista”. “España viola los derechos humanos pero Juncker y la CD &V (el partido democristiano flamenco) cierran los ojos. ¡Es una vergüenza! “, dijo el abogado.

“La reacción de Europa y del Partido Popular Europeo es peligrosa”, afirmó Bekaert, que lamentó que si esta situación “hubiera pasado en Polonia”, los líderes europeos “protestarían”. “Hay dos varas de medir”, lamentó el abogado. “Imagínese que el presidente del parlamento flamenco declara la independencia de Flandes tras un referéndum. ¿Acaso lo pondrían en prisión? Es impensable”, afirmó.

No ha habido violencia, ni corrupción. Entonces, ¿de qué hablamos cuando hablamos de sedición o rebelión?”

Según Bekaert, la defensa del presidente se basará en dos argumentos: el del “riesgo” por sus derechos humanos y el de la correspondencia de los delitos que se le imputan en España con el código penal belga. “Pero no puedo decir nada más. La última vez el fiscal se quejó de que hacíamos el juicio en los periódicos “, ha dicho.

Bekaert ha recordado que “la directiva europea de extradición dice claramente que la orden de arresto europea no se puede utilizar para fines políticos”. “No ha habido violencia, ni corrupción. Entonces, ¿de qué hablamos cuando hablamos de sedición o rebelión?”, afirmó, señalando que “hace mucho tiempo” que no hay “unidad en el derecho penal” criminal europeo y estos crímenes no se contemplan como tales en la orden europea de detención.

El abogado dijo que el caso se puede alargar “hasta el 2 de enero, si hay casación”, es decir, alguna apelación. “Pero también podría haber más extensiones”, afirmó.

Vista ante el juez belga

La vista ante el juez belga de primera instancia comenzó hoy puntualmente a las 09.00 horas (08.00 GMT), informaron fuentes policiales. Los juzgados y sus defensas llegaron al menos veinte minutos antes de la comparecencia sin que los medios pudieran tomar imágenes, indicaron las mismas fuentes.

La audiencia se ha celebrado en el edificio de la fiscalía, que se encuentra frente al Palacio de Justicia -donde tuvo lugar la anterior cita judicial- por razones de organización, según el tribunal de primera instancia belga, la Cámara del Consejo.

.

Loading...