El juez del Tribunal Supremo revisa la incorporación de Trapero en la causa por rebelión

El magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena tiene encima de la mesa la petición de la Fiscalía de incorporar a la causa por rebelión seguida contra los ex consellers y Mesa del Parlament al mayor de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, al considerarle “responsable último” de que el referéndum del 1 de octubre se llegara a celebrar a pesar de la prohibición del Tribunal Supremo y las órdenes del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) de que se evitara por parte de la policía autonómica la colocación de las urnas y la apertura de los colegios aquel día.

Una vez Llarena se incorpore de sus días de vacaciones, deberá responder a la petición del Ministerio Público, que entiende que no se puede escindir la investigación del ex conseller de Interior, Joaquim Forn, de la que afecta a Trapero.

A día de hoy, la parte que implica a los ex consellers, así como a la Mesa y a los presidentes de las asociaciones ANC, Òmnium y AMI por un presunto delito de rebelión se sigue en el Tribunal Supremo. Mientras que la que afecta a Trapero y a la intendente de los Mossos, Teresa Laplana, se mantiene en la Audiencia Nacional.

Fue el propio magistrado del Tribunal Supremo quien decidió que la parte que afecta al mayor del cuerpo policial se quedara en el Juzgado de Carmen Lamela llevándose el resto de la causa al alto tribunal. En su momento, la Fiscalía no recurrió esa decisión pero ahora solicita que Trapero sea investigado con el grueso de la causa.

La razón de peso es que a la causa de la Audiencia Nacional ha quedado descabezada. Se investiga a Trapero por los incidentes del 20 de septiembre cuando la Guardia Civil acudió a la Conselleria de Economía a realizar un registro por orden del Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona que investiga la organización del 1-O. Durante los registros, ANC y Òmnium convocaron concentraciones en las puertas del edificio impidiendo la salida de los agentes. Los Mossos fueron llamados para ayudar a la comitiva judicial y la Fiscalía les acusa de “inacción” por no ayudar a la Guardia Civil a realizar su cometido.

Es más, fuentes de la Fiscalía de la Audiencia Nacional dudan de que Lamela pueda acreditar un delito de sedición respecto de Trapero y la intendente por los hechos del 20 de septiembre. Consideran que pueden llegar a ser plausibles las explicaciones de Trapero, a falta de tener todos los datos de lo ocurrido aquel día. Según su versión, entre Mossos y Guardia Civil hubo diversos contactos aquel día y la policía autonómica llegó a hacer un cordón para que los agentes salieran.

“Guerra entre cuerpos”

Desde los responsables de la investigación de estos hechos hay diversas sensibilidades. Una parte ve en la acusación a Trapero una “guerra entre cuerpos policiales”, en referencia a las malas relaciones entre la Guardia Civil y los Mossos d’Esquadra. En su favor se encuentran los apuntes del ex número 2 de Economía, Josep María Jové, quien en un cuaderno recogió el contenido de las reuniones sobre la hoja de ruta para el referéndum en las que habrían participado el entonces presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont; su antecesor, Artur Mas; el ex vicepresidente, Oriol Junqueras, su número 2, Marta Rovira, o la ex presidenta de la Mesa del Parlament, Carme Forcadell, entre otros. En ese cuaderno, Jové apuntó unas palabras de Puigdemont, quien habría asegurado que “los Mossos harán siempre lo que les digan los jueces”.

Sin embargo, esta idea no es compartida con buena parte de los responsables del caso, quienes sí ven en la actuación de Trapero un verdadero posicionamiento a favor de los independentistas para dificultar la labor de la Guardia Civil y Policía Nacional y favorecer que en el 1 de octubre se pudiera votar al no cerrar los colegios electorales ni retirar las urnas, tal y como le había exigido la magistrada del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC).

El juez del TS, desfavorable a su acumulación

El magistrado del Tribunal Supremo nunca ha querido absorber todos los investigados por rebelión en su causa. Su objetivo era encargarse de los aforados y aquellos que es imposible desligar. Sí entendió que Trapero puede ser investigado de manera individual en la Audiencia Nacional. Sin embargo, fuentes jurídicas señalan que todavía no ha adoptado una decisión ante la nueva petición del Ministerio Público.

La Fiscalía del Tribunal Supremo tiene claro que la actuación del mayor de los Mossos el 1-O no puede separarse de la actuación del ex conseller de Interior. “En su condición de máximo cargo orgánico de los Mossos d’Esquadra, bajo la inmediata dependencia del conseller de Interior, Joaquim Forn, es el responsable último de la actuación de los Mossos y de las instrucciones impartidas a los mismos el pasado 1 de octubre, y en consecuencia de que el referéndum ilegal se haya celebrado -ante la pasividad de los miembros del citado Cuerpo”, recoge el escrito de Fiscalía presentado a Llarena el pasado 22 de diciembre.

No fijó medidas coercitivas

En su informe, los fiscales encargados del caso en el alto tribunal sostienen que Trapero incumplió el mandato judicial del TSJC que ordenaba impedir su celebración y desobedeció las “múltiples” resoluciones del Tribunal Constitucional. “En igual medida, su actuación el pasado 20 de septiembre con motivo de los incidentes acaecidos en el registro de la Conselleria de Economía viene determinada por los continuos contactos que mantuvo con el investigado Jordi Sánchez -presidente de ANC, en prisión incondicional- y por la no adopción de las medidas coercitivas necesarias para impedir el asedio a la citada Conselleria”.

Para los fiscales del Supremo, la actuación de Trapero aquel 20 de septiembre provocó que una ingente multitud de personas (unas 40.000) retuvieran a la comisión judicial (compuesta por la secretaria judicial y miembros de la Guardia Civil) en su interior “tratando así de evitar el cumplimiento de sus funciones y de la resolución judicial que les legitimaba, y la continuación de tan gravísima situación hasta altas horas de la noche”.

Loading...