Inicio Actualidad El juez reabre el caso de Marta del Castillo y ordena investigar...

El juez reabre el caso de Marta del Castillo y ordena investigar los documentos aportados por los padres

Antonio del Castillo atiende a los medios en la puerta de su casa hace unos días

El caso de Marta del Castillo vuelve a vivir un nuevo episodio. El juez de Instrucción número cuatro de Sevilla ha acordado la reapertura de la causa abierta en su día para investigar la posible implicación en la muerte de la joven sevillana en enero de 2009 de Francisco Javier Delgado, hermano del único acusado del asesinato, Miguel Carcaño, y que fue absuelto por la Audiencia de Sevilla de encubrimiento y amenazas. Esta decisión del instructor llega después de que los padres de Marta hayan aportado al juzgado nuevos documentos que para éstos respaldan la última versión, la séptima, ofrecida por el asesino, en la que acusa a su hermanos.

El instructor, en base a dichos documentos, ha ordenado la reapertura de estas diligencias y encomienda a la Policía Nacional la realización de la investigación de los mismos para, entre otras cuestiones, «determinar la comprobación de los mismos, la veracidad que pudieran tener y si de ellos resultan hechos que pudieran ser conducentes a esclarecer el lugar en el que se encuentre el cuerpo de Marta o la posible participación en su muerte de terceras personas, que hasta la fecha no estuviesen enjuiciadas por tales hechos».

La documentación aportada por los padres de la joven asesinada probaría que Carcaño obtuvo un préstamo hipotecaria por el piso donde murió Marta con documentación falsa.

Por la desaparición y muerte de Marta fueron juzgados Carcaño, sus amigos Samuel Benítez y Javier García «El Cuco», su hermano Francisco Javier Delgado y la novia de éste, María García, pero sólo Carcaño y El Cuco, que entonces era menor, fueron condenados.

Carcaño fue juzgado junto a su hermano, la novia de este y Samuel Benítez, pero mientras a él se le acusó de asesinato, dos delitos de agresión sexual (uno de ellos como cooperador necesario), un delito contra la integridad moral y profanación de cadáveres, Samuel Benítez y María García fueron juzgados por encubrimiento, delito contra la integridad moral y profanación de cadáveres, y Francisco Javier Delgado también por amenazas.

Según el fiscal que actuó entonces en el caso, Luis Martín, un hipotético nuevo juicio solo podría tener como acusados a Samuel Benítez, Francisco Javier Delgado y María García y requeriría hallar «pruebas objetivas de su participación directa» en la muerte de la joven.

La última versión de Carcaño, la séptima, señala a su hermano como autor material del crimen, al interponerse Marta en una pelea entre ambos, aunque una investigación judicial contra Francisco Javier Delgado se archivó provisionalmente.