Inicio Actualidad El juzgado del caso Voloh cuenta ya con «decenas de miles de...

El juzgado del caso Voloh cuenta ya con «decenas de miles de folios» sobre las relaciones entre Junts y Putin

El juzgado de Joaquín Aguirre sigue profundizando en las investigaciones del caso Voloh. Cuenta con informes y testificales que prueban que Junts y Rusia pactaron un sistema de «recursos monetarios» que evitase «las acciones de control», como destaca la documentación judicial a la que ha tenido acceso Libertad Digital.

El juez Aguirre cuenta igualmente con documentos que prueban el deseo de la Generalidad catalana de estirar el Instituto Catalán de Finanzas para convertirlo en dos cosas: la primera se conocía ya por las investigaciones del 1-O y no era otra cosa que hacer nacer del Instituto el futuro Banco Central de la pretendida república catalana. La segunda es la que desvela la coordinación del plan separatista con Rusia: convertir esa institución en el mecanismo de blanqueo de fondos rusos. Y, por si fuera poco, esa misma documentación ha probado viajes a Rusia de enviados de Junts y encuentros con enviados rusos incluso en la residencia oficial de Carles Puigdemont en Barcelona. Pero todo ello puede ser simplemente el anticipo de las pruebas por llegar. Porque, como explica el propio juez, «la abundante documentación administrativa adjunta (decenas de miles de folios)» se encuentra aún sin «revisar». Es decir, que el caso Voloh puede convertirse en todo un extenso testimonio del grado de intromisión de Rusia en el separatismo catalán.

«Dada la extraordinaria complejidad de la causa, con la abundante documentación administrativa adjunta (decenas de miles de folios), gran cantidad de ella aún por revisar y analizar, y los voluminosos informes remitidos por la policía judicial resulta absolutamente imposible terminar la instrucción» en el momento actual. Se trata de la argumentación del magistrado para pedir «la prórroga de la instrucción por término de 6 meses a contar desde el 1 de febrero de 2024, a fin de practicar las diligencias antedichas y las que se deriven de ellas, que en este momento es imposible prever». Y es que todo apunta a que el caso Voloh puede ser un impresionante testimonio del grado de injerencia de Rusia en las estrategias desestabilizadoras de las democracias europeas.

«Este Magistrado ha revisado otra parte importante de la abundante documentación existente en las diferentes piezas de la presente causa, habiendo encontrado datos que identifican a personas y. confirmarían las estrechas relaciones personales existentes entre algunos de los investigados con individuos de nacionalidad rusa, alemana o italiana, algunos de ellos mientras ocupaban cargos diplomáticos o relaciones con los servicios secretos rusos, otros miembros influyentes de partidos políticos de la extrema derecha alemana o italiana y con intereses en establecer relaciones de influencia política y económica con el gobierno de Cataluña, si éste se independizaba de forma unilateral de España», relata el juez en uno de sus autos. Hay que recordar que el caso está relacionado con los ataques callejeros de 2019 que incluyeron el asalto al aeropuerto de Barcelona.

Contactos antes y después del 1-O

Por ahora, además, ya se han confirmado viajes en los meses previos y posteriores al 1-0: viajes a Moscú y contactos con mafiosos rusos cercanos a Vladímir Putin. El propio Puigdemont habría mantenido un encuentro en octubre de 2017 con Nicolay Sadovnikov, exdiplomático asesor del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia.

Víctor Terradelles, por su parte, habría tenido otros dos viajes relevantes. Él era el responsable de Relaciones Internacionales de Convergencia y asesor del expresidente Carles Puigdemont durante el 1-0. Y en su propia declaración ante el juez Aguirre en mayo de 2022 reconoció los dos viajes a Moscú. Además, una conversación suya de septiembre de 2018 -que se le incautó en su teléfono móvil- reveló una visita al FSB (los servicios secretos de Rusia). El viaje se efectuó y se vio con Nicolay Sadovnikov, exdiplomático asesor del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia.

Igualmente, otro de los hombres de confianza de Puigdemont, Josep Lluís Alay, habría mantenido contactos con altos dirigentes del Kremlin.

Y hasta tres personas relacionadas con la mafia rusa habrían entrado en contactos con el entorno separatista: Zakhar Kalashov, Vasily Khristoforov y Koba Shermazashivili. El juez ubica, incluso, a Evegny Primakov en esos encuentros, un político de peso relevante en el Ejecutivo de Putin.