El karma le da en la cara a este peatón enfadado

    Quien siembra vientos recoge tempestades. Algo similar es lo que le sucede a este hombre que ha amanecido con el pie izquierdo y que verá cómo una reprimenda a un conductor se le vuelve en contra de manera inmediata. Es, básicamente, el efecto del karma personificado y grabado gracias a la cámara del propio vehículo que ha permitido convertirle en tendencia de Youtube.

    Más de cinco millones de personas han visto esta escena en sólo tres días, en los que, además, ha recibido más de 113.000 likes y 6.000 comentarios. La mayoría de estos giran alrededor del desenlace del momento. Un instante que el protagonista de esta historia no esperaba y que deja impactado incluso a su perro.

    El vídeo ha ‘impactado’ a todo el mundo

    La escena comienza observando a un coche llegar a un paso de cebra. El semáforo se encuentra en rojo por lo que reduce la velocidad y frena a tiempo para dejar pasar a un peatón que se aproxima por la derecha del plano. Es él, el protagonista, quien, con su perro, gira la mirada hacia el espejo del vehículo según le ve acercarse.

    Con un movimiento de brazo indica al conductor que ha de reducir la velocidad, que es un paso de cebra. El enfado es visible en el rostro prácticamente camuflado tras las gafas y la gorra que lleva el peatón. Su mano habla por sí sola.

    El peatón está tan centrado en el coche que no se da cuenta de otro aspecto muy importante

    Éste continúa su camino sin mirar al frente, centrándose en el vehículo al que le está recriminando la acción. Mientras, su conductor, permanece en silencio observando la escena. Comprobando cómo el poste del semáforo que le ha indicado parar va a convertirse en una clara muestra de que el karma puede devolvértela al instante y sin miramientos. Y nunca mejor dicho.

    El choque es inminente, frontal, cómico. Y por eso el conductor no puede evitar soltar la carcajada ante tal desenlace. Aunque aún hay más. El hombre, tras este revés, se acerca al coche para recriminarle incluso si existencia. Pero el daño ya está hecho y el karma, muy a su parecer, le ha dado en la cara.

    Loading...