Inicio Actualidad El líder de los Barras Bravas de Boca se queda en Buenos...

El líder de los Barras Bravas de Boca se queda en Buenos Aires

La tensión y el riesgo de violencia en la final de la Copa Libertadores que se celebra este domingo en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid ha quedado algo más relajada tras conocerse la decisión de Rafael di Zeo de no viajar a la capital española y permanecer en Buenos Aires, a pesar de que tenía una autorización de una jueza para abandonar Argentina. Di Zeo es el gran jefe de las Barras Bravas de Boca Junior, un seguidor archiconocido en su país, con un amplio historial como hincha radical y quería estar junto a los suyos en el decisivo encuentro.

Es tan conocido que hasta Dario Benedetto, delantero de Boca y una de las figuras del equipo, sorpendió el jueves a los periodistas de Madrid, tras el entrenamiento de su equipo en Las Rozas, al asegurar que si los apoyaba en el Bernabéu sería bienvenido. “Bienvenido sea. Es un líder histórico de los Barras Bravas”.

Sin embargo, tal como ha explicado José Montoleone, abogado de Di Zeo, a diversos medios de Argentina, su cliente desistió de viajar ante el temor a que pudiera ser deportado tal como le ocurrió a otro hincha de Boca con un amplio historial violento, Maxi Mazzaro, quien la noche del jueves regresó a su país después de que las autoridades policiales españoles no le permitieran la entrada a España.

Temor a ser retenido

El temor de Di Zeo, según su abogado, es que fuera retenido en Barajas ya que no disponía de entrada para el Bernabéu pues tiene prohibida la entrada a cualquier estadio de fútbol hasta mayo del año que viene. Di Zeo, según fuentes policiales consultadas por este diario, tenía reservada una habitación doble junto a un acompañante en un hotel madrileño identificado por la policía.

Según diversos medios argentinos Di Zeo siempre acostumbra a viajar con su equipo -él, además, suele organizar los desplazamientos y la estrategia a seguir por los Barras Bravas- y pudo estar en Barcelona, en agosto pasado, en el trofeo Joan Gamper que el Boca jugó en el Camp Nou contra el Barça con derrota por 3-0 y goles de MalcomMessi y Rafinha.