Inicio Actualidad El limbo laboral de Ryanair: la Seguridad Social irlandesa deja fuera a...

El limbo laboral de Ryanair: la Seguridad Social irlandesa deja fuera a trabajadores españoles de baja

Los trabajadores de Ryanair viven en un limbo laboral constante entre Irlanda y España: los contratos son irlandeses, pero operan en bases españolas. La mayoría de ellos, cotizan en la Seguridad Social de Irlanda y no tienen derecho a prestaciones nacionales, ni acceso a una asistencia médica “normalizada” o a la solicitud de un préstamo o hipoteca. Los problemas se agravan cuando eres un trabajador temporal, estás de baja por maternidad o enfermedad o has pedido una excedencia: la Seguridad Social de Irlanda se desentiende y les deja fuera “porque entienden que no es una interrupción breve, sino significativa y les dejan desamparados”, explican fuentes sindicales a este periódico.

Varios trabajadores temporales, de baja por maternidad y con excedencias forzosas por el cierre de la base, con un permiso A1 (certificado de trabajador desplazado), han recibido una carta en la que el organismo pasa la patata caliente a España: “Le indicaron que le expedirán su certificado A1 del 1 de octubre de 2018 al 31 de diciembre de 2018 para permitir el tiempo adecuado para la inscripción en la Seguridad Social española a partir del 1 de enero de 2019“, reza la misiva enviada por WorkForce, una de las empresas temporales encargadas de la contratación de tripulantes de Ryanair a Pedro (nombre ficticio), tripulante de cabina de Ryanair que opera en España.

Pedro tuvo que coger ‘vacaciones’ de forma obligada y sin remunerar durante ocho semanas por el cierre temporal de su base. Sin embargo, la Seguridad Social irlandesa entendió que “habían cambiado sus circunstancias personales por recibir el subsidio por desempleo” y ahora, no tiene derecho a renovar su permiso A1, por lo que -según siempre las mismas fuentes consultadas-, no tienen acceso a cobertura médica.

Fátima (nombre ficticio) estaba embarazada y también recibió una negativa por parte del sistema irlandés: no le renovaban el permiso A1 y no querían pagarle la baja por maternidad, apuntan las mismas fuentes.

La Seguridad Social irlandesa ha “cazado el truco de Ryanair. No se creen que seamos trabajadores ‘desplazados’ e instan a que se nos dé de alta en el sistema español“, indican las fuentes consultadas. “Mientras tanto, quedan desprotegidos”.

Contratos locales

El pasado mes de octubre, Ryanair se comprometió con sus empleados a realizar contratos bajo la legislación española y a que procediesen al pago de los impuestos en España.

La aerolínea irlandesa aceptó, de esta manera, las peticiones tanto de pilotos como de personal de cabina y advirtió que “la transición no es simple y llevará tiempo”. Sin embargo, se mostró optimista y consideró que el próximo año este acuerdo podría ponerse en marcha.

Los sindicatos de Tripulantes de Cabina de Pasajeros (TCP) llevan años denunciando que no tienen mutua de accidentes de trabajo, no pueden pedir una hipoteca en España porque cobran la nómina en Irlanda y no pueden pedirla en Irlanda para comprarla en nuestro país.