El Madrid vuelve a caerse y suma su tercera derrota en el Bernabéu (0-1)

17

Seguirá insistiendo Zinedine Zidane en que el Real Madrid no está tan mal, pero el Villarreal le ha dado este sábado en el Bernabéu otro baño de la realidad tan deprimente que le atosiga. Fornals desarmó al equipo blanco en el minuto 87 al culminar un contraataaque y firmó la primera victoria del submarino amarillo en el estadio blanco en toda su historia. Dejó así al conjunto madridista un poco más hundido en el ambiente miserable que se vive esta temporada en Chamartín, donde el Madrid suma ya tres derrotas y tres empates en la Liga y ha ganado solo ocho encuentros de los 16 que ha disputado en todas las competiciones. Ya ha perdido más puntos (22) que en toda la campaña pasada. Si el Barcelona gana en San Sebastián, acabará la jornada a 19 puntos del líder.

El tanto de Fornals dejó sin capacidad de respuesta al Madrid, que hizo méritos sobrados en el primer tiempo para ponerse por delante, pero que volvió a sufrir un bajón de energía y concentración en el segundo para acabar sorprendido por un rival que supo aprovechar a la perfección la oportunidad que se le presentó en el lanzamiento de un córner por parte de Kroos después de más de 20 minutos sin inquietar a Keylor Navas. El portero costarricense neutralizó en principio el remate de  Enes Ünal, pero apareció el centrocampista levantino para desquitarse con un toque de clase de tantas ocasiones desperdiciadas ante el Leganés en la Copa.

Sin explicación

El técnico y los jugadores blancos no encuentran explicación a lo sucedido, pese a que se trató de un suceso ya habitual. Perdonaron y acabaron por los suelos. Salió intenso el Madrid y consiguió que el Villarreal reculara hasta formalizar un cerrojo en toda regla, algo nada extraño en el equipo castellonense cuando visita a rivales de altura pese a su teórica buena disposición para discutir la posesión de la pelota y la iniciativa a cualquiera. Con todo, la primera gran ocasión del partido fue de los de Calleja gracias a un grave error de Kroos. El alemán perdió en el círculo central y el submarino amarillo pudo armar un contraataque que Varane desactivo en última minstancia cuando Fornals intentaba pasar al desmarcado Bacca.

Lo que siguió fue un monólogo del conjunto madridista, que no se creyó haberse marchado al descanso con el empate del inicio en el marcador. Asensio respondió a un zurdazo imponente de Marcelo con un vuelo espectacular para despejar a córner y Cristiano Ronaldo lanzó al laguero en una falta con desvío de uno de los integrantes de la barrera.

No por ello alteró el Villarreal su rácana disposición defensiva, a la espera de una salida que se produjo antes de la media hora e hizo temblar los cimientos del Bernabéu. Habían pasado 20 minutos del anterior acercamiento a Navas, y, aunque esta vez Fornals sí pudo ejecutar el pase final, Nacho llegó a tiempo de evitar el remate franco de Bacca.

Frustración de Ronaldo

Volvió a la carga el Madrid, sin quiebra aparente en su ánimo y en su físico, y Ronaldo encadenó dos claras ocasiones de trasladar al marcador el rumbo favorable del partido. En la primera picó fuera ante Asensio a pase de Modric y en la segunda tiró al lateral de la red. El siguiente en lamentarse fue Bale, más apagado que en Vigo, que reclamó con razón penalti de Mario por cortar con el brazo su cabezazo a pase de Kroos. Para cerrar el primer tiempo, Asenjo realizó la parada de la tarde al rechazar un remate de Ronaldo tras una gran jugada de Bale e Isco.

La segunda parte no tardó en pintar de otra manera. Cheryshev dio aire al ataque amarillo y no tardó en amenazar a Navas ala recoger un mal despeje de Varane. Fue la primera de tres llegadas visitantes al área blanca en seis minutos que pusieron la mosca detrás de la oreja a los aficionados. No tardaron en mostrar su inquietud por la descompresión que volvía sufrir su equipo, como ante el Barça, el Celta y en Copa frente al Numancia.

Golpe final 

Se multiplicó la intranquilidad con los centros que nadie tenía oportunidad de rematar y la claridad en los últimos metros no apareció tampoco con la incorporación de Asensio y Lucas, aunque este habilitó a Modric para que croata lanzara alto en buena posición.

De un córner sobre la portería de Asenjo nació en contragolpe que noqueó al Madrid. Rodri abrió hacia Cheryshev, que avanzó con Carvajal desplazado y metió hacia la llegada de Ünal, que no pudo superar a Navas en el mano a mano; el balón rechazado por el costarricense fue hacia Fornals, que picó de forma magistral por encima del portero blanco (m. 87). Bonera impidió a última hora que Ronaldo pudiera minimizar el nuevo desastre.

Real Madrid 0 – Villarreal 1

Real Madrid: Keylor Navas (6), Carvajal (6), Varane (4), Nacho (6), Marcelo (5), Casemiro (5), Kroos (6), Modric (5),  Isco (4), Bale (5), Cristiano Ronaldo (4). Entrenador: Z. Zidane (4).

Cambios: Asensio (5) por Isco (m. 70); Lucas (6) por Bale (m. 70);

Villarreal:  Asenjo (9), Mario (7), Bonera (8), Álvaro (7), Jaume Costa (7), Rodri (8), Castillejo (8), Triguero (7), Fornals (9), Raba (5), Bacca (6 ). Entrenador: J. Calleja (7).

Cambios: Cheryshev (7) por Raba (m. 46); Enes Ünal (5) por Bacca (m. 76); Rukavina (s.c.) por Castillejo (m. 83).

Goles: 0-1 (m. 87), Fornals, por encima de Keylor Navas.

Árbitro: Undiano Mallenco (5), navarro.

Tarjetas amarillas: Bacca (m. 44), Carvajal (m. 58), Lucas (m. 89).

Campo: Santiago Bernabéu (63.403).