Inicio Actualidad El «marqués de Galapagar» necesita mantener su desenfrenado tren de vida: «mendiga»...

El «marqués de Galapagar» necesita mantener su desenfrenado tren de vida: «mendiga» un ministerio a cambio de apoyar la investidura de Sánchez

Seguramente muchos de ustedes todavía recordarán la comparecencia pública de Pablo Iglesias el 22 de enero de 2016, acompañado de varios dirigentes de Podemos, en la que “exigió” a Pedro Sánchez que lo nombrara Vicepresidente del Gobierno y que formara con Podemos un gobierno de cambio y paritario. Si mi memoria no me falla, creo que reclamó incluso determinados ministerios para los miembros de su formación (de tan poco importancia) como Economía, Educación, Sanidad, Defensa, Interior y Exteriores.

Hoy, tras un severo e imparable declive electoral, que se venía venir (por su incoherencia vital y porque alimentarse del dolor ajeno no es pitanza que dure para siempre), Pablo Iglesias se ha convertido en un “pobre político vergonzante” que está mendigando a las puertas de La Moncloa algún ministerio o incluso un puesto inferior que llevarse a la boca.

Pablo Iglesias es plenamente consciente de que no es lo mismo tener 69 escaños cuando el PSOE tenía 90 y el PP 123, como sucedía tras las elecciones de 2015, que tener, como sucede ahora en 2019, solamente 42 escaños cuando el PSOE es la fuerza mayoritaria con 123, el PP tiene 66 y Ciudadanos 57.

Es verdad que cada partido político puede hacer lo que le venga en gana y que su posición depende de su fuerza electoral. Pero también lo es que los ciudadanos del montón que somos meros espectadores de los vaivenes de la política no podemos menos que sorprendernos cuando en apenas tres años vemos que un mismo sujeto pasa de la arrogancia a la mendicidad.

Y es que la segunda acepción de “mendigar” en el Diccionario de la RAE es “solicitar el favor de alguien con importunidad y hasta con humillación”. Pues bien, esto es lo que, a mi modo de ver, está haciendo Pablo Iglesias: está solicitando con importunidad (añadiría que con excesiva reiteración) y con humillación “un ministerio” de Pedro Sánchez.

Pero sin tener en cuenta que no pide “limosna política” a un alma caritativa que va a procurar hacer una liberalidad sin que se entere su mano derecho de lo que hace su mano izquierda. Pedro Sánchez y el PSOE son los principales adversarios de Podemos. En las últimas elecciones ya le comieron mucho espacio político y como Pablo Iglesias siga mendigando “su añorado ministerio” tengo para mi que su declive político cogerá tal aceleración que va a ser muy difícil detenerlo. Y es que como dijo Séneca “no es pobre el que tiene poco, sino el que desea mucho”.

Cartera social

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha exigido este lunes estar en el Gobierno de Pedro Sánchez al frente de una cartera social porque «cuando uno se presenta a las elecciones como cabeza de lista lo hace con vocación de gobernar».

En una entrevista en TVE, en víspera de la ronda de contactos con Pedro Sánchez para ver los apoyos a la investidura, Iglesias ha insistido en que su partido no exigirá al PSOE ocupar ningún «ministerio de Estado» pero sí «carteras sociales» para ejecutar tareas pendientes como acabar con la temporalidad o que haya justicia fiscal.

A la pregunta de si Podemos se opondría a la investidura de Sánchez en caso de no haber alcanzado un acuerdo de gobierno, Iglesias ha dicho que no concibe «ni como mera hipótesis» que el candidato socialista sea «tan irresponsable» que se presente a la investidura sin acuerdo de gobierno.

El líder de Podemos ha tildado de «impresentable» la actitud de Sánchez por presentarse como única alternativa cuando está a distancia de la mayoría absoluta.

Iglesias ha restado importancia al hecho de que sean los primeros en la ronda de contactos abierta por Sánchez y ha subrayado que lo importante es que se llegue a acuerdos.

También ha considerado que «lo razonable» es que el PSOE ejerza como partido más votado «y se curre un poco los apoyos y con nosotros lo tiene muy sencillo un acuerdo de gobierno de coalición proporcional a los votos que tiene cada uno».

«Sabemos que con 42 diputados no podemos imponer todo nuestro programa, ni siquiera buena parte pero algunas cosas sí y se las hemos hecho saber al PSOE desde hace semanas», ha añadido.

Y ha emplazado a Sánchez a que «entre viaje y viaje» llame a las distintas formaciones políticas para llegar a acuerdos: «No voy a negociarle la mayoría absoluta a Pedro dos veces».

Además, el secretario general de Podemos ha reprochado al presidente en funciones que esté «más interesado» en conseguir acuerdos con PP y Ciudadanos que con la formación morada, con la que sólo quiere «pactar algunas cositas».

«Lo que vamos a ver las próximas semanas para evitar que gobernemos en España no tiene límites», ha anticipado.

Iglesias ha insistido en que exigirán a los socialistas «un diseño competencial» para asegurar que los acuerdos alcanzados se apliquen y se ha mostrado convencido de que «más pronto o más tarde» la «racionalidad» se impondrá y habrá gobierno de coalición.