Inicio Actualidad El mensaje del Madrid a Isco: “Si quiere irse, que traiga los...

El mensaje del Madrid a Isco: “Si quiere irse, que traiga los 700 kilos de su cláusula”

Que en el Real Madrid no estén contentos con Isco no quiere decir que el club se esté planteando deshacerse del malagueño, al menos de momento. En Concha Espina quieren que el jugador dé un paso adelante, que se rompa los cuernos en los entrenamientos y recupere su mejor nivel, obligando también así a Solari a reconducir su postura. Y es que, ante los rumores que vienen surgiendo en los últimos días a raíz de su gradazo ante la Roma y el poco protagonismo que está teniendo, la respuesta de la cúpula es contundente: “Si Isco quiere irse, que traiga los 700 kilos de su cláusula”. 

El malagueño renovó con el Real Madrid hace más de un año hasta 2022, una ampliación y mejora de contrato en la que el club aprovechó para fijar esa cláusula de rescisión de 700 millones de euros. Isco, pese a no pasar por su mejor momento, es uno de los mejores jugadores españoles del momento y además viene siendo importante para el conjunto merengue durante todas las temporadas que ha vestido la elástica blanca. Sin ser siempre titular indiscutible, Isco ha sido clave y jugado con regularidad con todos los entrenadores menos ahora con Solari, que no lo ve en buena forma. 

Que el jugador y el entrenador no se tragan es evidente. Sin embargo, Isco ya ha pasado por momentos complicados en el Real Madrid y siempre los superó. Está en su mano. Si trabaja al máximo y recupera su mejor versión, Solari no se puede tirar piedras contra su propio y le hará jugar. Pero, si sigue con una actitud pasiva, sin que parezca importarle jugar o no, y no es capaz de rendir, no parece que el argentino vaya a cambiar de postura.

En cualquier caso, en Concha Espina esperan que el de Arroyo de la Miel se dé cuenta a tiempo. De hecho, no se les pasa por la cabeza traspasar a Isco, al menos por ahora. Así, si algún club quiere aprovechar la coyuntura para fichar al mediapunta deberá tirar de chequera, pues su cláusula es de 700 millones de euros y el Real Madrid no piensa pedir menos.