Inicio Actualidad El Ministerio de Trabajo impone una presencia «equilibrada» de hombres y mujeres...

El Ministerio de Trabajo impone una presencia «equilibrada» de hombres y mujeres en sus actos

El Ministerio de Trabajo ha emitido una orden, que este miércoles recoge el Boletín Oficial del Estado (BOE), por la que obliga a una presencia “equilibrada” de hombres y mujeres en los eventos en los que participe.

El departamento de Magdalena Valerio se remite a las leyes relativas a la igualdad de género y al “compromiso” de “realización de actuaciones coordinadas y planificadas dirigidas a promover la efectividad del mencionado derecho constitucional de igualdad entre mujeres y hombres, potenciando el valor de la presencia de las mujeres en el ámbito laboral”.

“La presente orden tiene, pues, como objetivo, promover un mayor equilibrio entre mujeres y hombres en los actos y eventos públicos organizados por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, sus organismos autónomos y por las entidades gestoras y servicios comunes de la Seguridad Social, así como en aquellos en que sus empleados y empleadas intervengan como colaboradores o participantes en el ámbito de sus competencias”, se determina.

Así, las instrucciones afectan a los actos y eventos organizados por el Ministerio de Trabajo, y sus organismos dependientes, que, se dice, “incorporarán el criterio de equilibrio entre mujeres y hombres como principio inspirador del diseño y desarrollo de las distintas mesas e intervenciones”.

Esa obligación “se extenderá a los actos patrocinados y coordinados por el Departamento” y por sus organismos, además de todos aquellos “que se celebren en sus instalaciones”.

Asimismo, el Ministerio añade que “primarán la participación de sus empleados y empleadas en aquellos foros, mesas o paneles en los que se prevea una presencia equilibrada de mujeres y hombres”. El principio de “equilibrio” de género afectará también a los convenios que el Ministerio celebre con otras administraciones. La instrucción, se aclara, no afecta a actos institucionales como inauguración o clausura de eventos, “así como aquellos supuestos en los que la ausencia de dicho equilibrio esté suficientemente justificada”.

Trabajo encomienda también a los responsables de los distintos centros del departamento a realizar un “seguimiento periódico” del cumplimiento de la medida e informar a sus empleados de dicha obligación.