Inicio Actualidad El monumento a los refugiados de Carmena se concibió como un homenaje...

El monumento a los refugiados de Carmena se concibió como un homenaje a Stephen Hawking

La controversia por la escultura de 300.000 euros dedicada a los refugiados encargada por Manuela Carmena crece aún más. Como ha podido saber OKDIARIO, la idea original del autor no eran los refugiados de países desfavorecidos sino las teorías del astrofísico y cosmólogo Stephen Hawking.

El artista brasileño Bel Borda se inscribió en 2017 a la Bienal de Montreux (Suiza). La inspiración para la obra que presentó (Allons sur Mars, Vamos a Marte en español) fue uno de los últimos discursos de Hawking. El título de la obra que se plasmó en una placa en la base del monumento y el manifiesto del artista no dejan lugar a dudas: la obra está basada en el discurso apocalíptico del científico antes de morir.

Hawking, cuando Bel Borda estaba diseñando su obra, expresó en 2017: “Estamos al principio de una nueva era espacial. Una era en que la humanidad está desarrollando la tecnología para colonizar otros planetas y No tenemos futuro si no colonizamos el espacio”. En un plazo de “entre 200 y 500 años”, opinó Hawking, se harán los primeros viajes interestelares, expediciones sin retorno. A estas palabras Bel Borda hace referencia en el texto que presentó en Suiza sobre su escultura.

“Ahora, más que nunca, estamos siendo lanzados en la dirección del futuro, para el espacio. Las recientes declaraciones de Stephen Hawking sobre el futuro del planeta, la posibilidad de otras vidas en otros planetas”, dice Bel Borda en una revista confirmando que su obra está inspirada en las teorías del citado científico.

Memoria de la obra para el concurso en Suiza en 2017 citando a Hawking.

Obra rechazada en Suiza

La escultura no gustó en Suiza y fue descartada tanto por el jurado profesional como por el voto del público. Cada año unos y otros indultan una obra que se queda en la ciudad suiza. De esta forma, Bel Borda se quedó con la escultura que ahora va a colocar al Ayuntamiento de Madrid.

De esta forma, Carmena le ha encargado a dedo una nueva escultura idéntica pero que ahora está dedicada a los refugiados. En lugar de abrir un concurso para que artistas de todo el mundo presenten sus ideas, la alcaldesa justificó en el estado de la Ciudad del pasado 25 de septiembre que  “estuvimos debatiendo sobre el tipo de estatua que queríamos poner (…), vimos que en el concurso de estatua de arte urbano del lago Lemán había resultado reseñada, precisamente esta de refugiados, del escultor Alberto Costa Borba y estuvimos viendo la posibilidad de elegir esta estatua u otras”. En realidad, esos refugiados, en todo caso, sería toda la humanidad que tendrá que ‘emigrar’ de planeta.

Como la obra estaba dedicada a las teorías de Hawking, se le cambia el nombre y la primera edil añade: “Insistí mucho en que a mí me parecía que era muy importante que los refugiados se identificaran ellos a sí mismos con un chaleco salvavidas”. 

La escultura que hizo Bel Borda para la ciudad suiza no puede ser reciclada ya que los pliegos del contrato recogen que la obra es un trabajo ‘ad hoc’ para Madrid. Algo que fuentes municipales consultadas dudan de que vaya a ser así.

Por otra parte, como ha desvelado OKDIARIO, Carmena ha aceptado como “responsable de suministrar la obra” a un representante de artista en cuya trayectoria acumula muchas polémicas. Se trata de un amigo de Luis Roldán, propietario de la finca-vagón en Ávila donde hacía fiestas desenfrenadas. Un representante que ha dejado deudas cuantiosas desde los años 90 a entidades públicas y privadas.