Inicio Actualidad El mundo de la justicia reconoce a la «decana» periodista Margarita Batallas

El mundo de la justicia reconoce a la «decana» periodista Margarita Batallas

El mundo de la justicia ha reconocido hoy con su máxima distinción civil la carrera de la periodista Margarita Batallas, una «decana» de la información de tribunales que falleció el pasado abril dejando a su paso un legado de «profesionalidad y rigor» en tiempos de las «fake news».

De manos de la ministra de Justicia, Dolores Delgado, el hermano y la sobrina de Batallas han recibido la Cruz Distinguida de la Orden de San Raimundo de Peñafort, concedida este año a título póstumo y por primera vez a la labor de un periodista de medios de comunicación.

Lo han hecho en una sala del palacio de Parcent llena de compañeros periodistas, juristas, jueces y exjueces de la Audiencia Nacional como Santiago Pedraz, Fernando Andreu, Baltasar Garzón y Pablo Ruz, y del Tribunal Supremo como Ana Ferrer.

Batallas, que murió de un cáncer a los 56 años, era una de las periodistas veteranas de los tribunales de Madrid, desde donde informó durante 25 años en las páginas del Periódico de Cataluña, un medio en el que aterrizó en 1990 tras pasar por Época y Antena 3 Radio.

Este miércoles, sus compañeros de profesión la han recordado con las palabras de Javier Álvarez, periodista de la Cadena Ser que ha leído un texto escrito entre varios de ellos.

«Su profesionalidad y rigor -han destacado los periodistas en ese texto conjunto- será un ejemplo para los que han decidido tomar el relevo en estos tiempos convulsos de las noticias falsas, que algunos llamáis ‘fake news'».

Según sus colegas, Margarita Batallas, «la Batallas», se caracterizó por no poner límites en el esfuerzo en sus 32 años de carrera periodística, «ni a la hora de conseguir información, ni a la hora de contrastarla».

«Nadie manejaba con tanta maestría el arte de combinar un carácter duro hasta donde le parecía necesario con la empatía y el cariño», ha afirmado Álvarez, un «temperamento que siempre fue directamente proporcional a su enorme corazón».

«Marga, indomable, no quiso ceder a las exigencias de malos jefes y peores periodistas para que cambiara la verdad por el circo y plegarse a esa esclavitud del nuevo periodismo que se llama ‘el clic'». Ello le hizo valerse del respeto de sus colegas de profesión, que la recuerdan como una maestra del oficio de informar.

La ministra Delgado, ex fiscal de la Audiencia Nacional que conoció personalmente a Batallas, ha destacado que «era una mujer que escudriñaba la verdad».

Una periodista apasionada que «pretendía garantizar la veracidad de las informaciones» y «trabajaba con tozudez» para lograr «un periodismo honesto, objetivo y transparente y por encima de cualquier interés espurio».

En tiempos de noticias falsas, ha afirmado la ministra, «necesitamos el trabajo de los periodistas como Margarita, que impidan que esas falsedades puedan imponerse».

Y ha reconocido lo «amargo» de esta medalla: «Nos deja ese sabor triste en la boca del recuerdo de alguien que ha muerto muy joven, que no le tocaba».

Sin embargo, para Delgado otorgar esta distinción a la periodista significa «poder hablar de Margarita, de la Batallas», y recuperar «los valores que representa».

Juan, hermano de Margarita, que ha recibido la distinción junto a su sobrina Ana, ha destacado el «esfuerzo, profesionalidad, amistad y cariño» de su hermana.

«Os puedo asegurar que estaría muy contenta de recibir esta distinción. Lo estaría por varios motivos: porque se lo haya dado una ministra y una amiga, porque sea en reconocimiento de una carrera a la que ha dedicado mucho esfuerzo e ilusión y que la ha hecho muy feliz y, sobre todo, por estar con tantísimos compañeros y amigos».